Quantcast

Un Gobierno de 11 millones de votos que destrone a Rajoy

Stiglitz (Nobel): “desastre", "paro" y "depresión” en la economía española

Más votos, más escaños... ¿Por qué no pueden intentar gobernar?

Oposición con más votos y más escaños… ¿Por qué solo puede intentar gobernar Rajoy?

Palma, Alicante, Pamplona, Valladolid, Getafe, Santiago, Castellón, Vitoria, Toledo, Zamora, Pontevedra, Segovia, Ciudad Real, Huesca, Mérida, Lugo… No solo Madrid, Barcelona, Zaragoza, Coruña o Cádiz han sido ciudades pioneras que conforman la realidad de esa nueva España que ha salido de las urnas en 2016 y que ahora espera el suicidio de la investidura de Rajoy en el Congreso para formalizar el cambio en la Moncloa. Pese a las fuertes presiones para invalidar las urnas, PSOE y Podemos alcanzan 10,7 millones de votos frente a 7,2 millones del PP. Son 3,5 millones de votos más, de ahí la arrolladora fuerza del cambio en España que el PP disimula y hace como que no ve. Y por si no fuera suficiente e hiciera falta aún más legitimidad, Unidad-Popular IU ofrecería casi otro millón de sufragios más. La aritmética parlamentaria es concluyente y España se merece un Gobierno alternativo al de Mariano Rajoy, que ha llevado al precipicio a la economía española y a su propio partido, incapaz siquiera de renunciar a su candidatura destinada a un seguro fracaso. La investidura será su cadalso.

Joseph Stiglitz dijo en Davos lo que el Gobierno oculta

Joseph Stiglitz dijo en Davos lo que el Gobierno español oculta

¿Por qué no tienen derecho a formar Gobierno PSOE y Podemos y sí lo tendrían PP y Ciudadanos? Ni siquiera esa alternativa ha logrado pergeñar el molusco de Pontevedra, que lo fía todo al paso del tiempo. Tras la pésima gestión de su primer y último mandato, hundiendo a la clase media española, a las pymes y a los autónomos, bajando el paro a costa del exilio laboral, el borrado de los parados de larga duración y la precariedad, silenciando los suicidios por la crisis, saltándose las leyes europeas sobre desahucios y cláusulas suelo en el país del millón de pisos vacíos, salvando y blindando con dinero público a las cajas de ahorro saqueadas, esquilmando fiscalmente a los más desprotegidos, amnistiando a los defraudadores y a políticos corruptos, profanando la independencia del poder judicial y con sus altos cargos anegando continuamente España de corrupción¿Por qué Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no pueden intentar gobernar y sí debe hacerlo Mariano Rajoy en solitario? Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, ha tenido la valentía de decir en Davos lo que las viejas élites españolas ocultan bajo la alfombra de la invisibilidad: ”Lo que se le ha hecho a los españoles es un desastre. Están cantando victoria por bajar la tasa de paro del 25% al 22%. Yo digo que una economía que tiene un paro así y con una tasa de desempleo juvenil del 50% está en depresión”.

Captura de pantalla 2016-01-22 a las 13.01.39El relato mediático oficial en España posee una insultante doble vara de medir las urnas. PP, PSOE y Ciudadanos serían partidos “democráticos” mientras que Podemos, UP-IU, ERC o DL serían “antidemocráticos”. Esta lectura tan sesgada, que de torpe casi cae en lo cómico, sorprende fuera de la milla de oro de la Villa y Corte. No la comparte ni la prensa internacional ni la que ejerce fuera del ámbito de Madrid. El propio director de “El Periódico de Cataluña”, Enric Hernández, que estuvo muchos años como corresponsal acreditado en la Moncloa, puede tener mil defectos o connivencias pero no tiene dudas ni reparte pedigrís de democracia a los partidos según su conveniencia: “la CUP es probablemente el partido más democrático de España, pues todo lo que decide lo hace en asamblea, aunque ese asamblearismo dificulte la toma de decisiones”, declaró al periodista Rubén Arranz. Por contra, el establishment de Madrid se caracteriza por el escaso respeto a lo que intenta vivir en su extrarradio y todo lo que sale de Rajoy, el Grupo Prisa o el IBEX 35 es anatema.

El equipo socialista de Pedro Sánchez

El equipo socialista de Pedro Sánchez

¿Quiere decir esto que el Gobierno PSOE-Podemos está destinado al triunfo y el PP en la Oposición al fracaso? Ni mucho menos: solo significa que Mariano Rajoy debe abandonar el poder por expreso mandato de las urnas, como se verá quizás algo ácidamente en la investidura. Y pagar por la nefasta gestión laboral y económica de su mandato, pese a las estadísticas oficiales cuya manipulación tantas protestas y multas originan en Bruselas. Analistas conservadores independientes lo han voceado por activa y por pasiva: la inacción de Rajoy conduce al despeñadero a él mismo, a su partido y a España, pero el presidente del Gobierno ha elevado la quietud de la sabrosa almeja gallega a emblema de actitud vital y política. Por eso debe dejar al menos que otros intenten sacar a España de la parálisis económica y laboral en la que se encuentra. Y el PP debe buscar otros líderes y equipos más en sintonía con los vertiginosos cambios que ha experimentado la sociedad española con la crisis.

El equipo de Pablo Iglesias

El equipo de Pablo Iglesias (Podemos)

También debe dejar de lado “clichés” como el del “pequeño Nicolás”, que tanto hacen reír, o Luis Bárcenas, que tanto hacen llorar. No digamos el de Rodrigo Rato, cuya codicia José María Aznar, hoy tan poco edificante como su propia familia, vio sin embargo venir de lejos y vetó como sucesor. Y es que el PP solo entiende lo digital como dedocracia y por eso al resto de la sociedad civil española le parece inaudito que personajes como Javier Arenas, Margallo, Celia Villalobos, Guindos (LB) o Jorge Fernández sean representativos de una derecha moderna y democrática homologada al resto de Europa. Desde la Oposición, el PP podrá demostrar que posee cuadros y líderes verdaderamente digitales y elegidos en primarias sobradamente preparados pero hoy escondidos por la vergüenza que supone llevar la gaviota analógica en la solapa. De hecho, la única elección que se acerca tímidamente a una lista abierta (que no elige al candidato sino que selecciona al que elige el partido) es la que se produce en la Cámara Alta y la ganó el PP. Es otra evidencia: la actual cúpula de Génova 13 posee lo que el psicoanalista y psicólogo social Erich Fromm denominaba “miedo a la libertad”.

Sánchez e Iglesias: las bases reclaman un pacto

Sánchez e Iglesias: las bases reclaman un pacto

La coalición PSOE-Podemos no es garantía de nada, es simplemente una salida. Para algunos, la única y la última, la que refleja más fielmente la desesperación a la que ha llegado una gruesa parte de la sociedad española que no sale en los medios oficiales y que arrastra la vergüenza de la marginación a la que la ha sometido un tipo cínico y acomplejado que habitó la Moncloa. Ese que cambió de rostro y de sexo y que por un execrable bulling y un desgraciado accidente perdió lo mejor de su adolescencia. Ello no le daba derecho a hacer caer sobre sus verdugos de antaño la condición de víctimas hoy. Entre otras muchas cosas, entre los que no son baladíes los SMS enviados a Luis Bárcenas, por ese desvarío psicológico debió apartarse del poder hace mucho tiempo. No lo hizo y ahora esa coalición PSOE-Podemos solo pilotaría desde el Poder Ejecutivo una legislatura que forzosamente va a ser corta y constituyente, donde las fuerzas políticas deben “actualizar” o “refrescar” la Constitución del 78 claramente obsoleta, por decirlo en términos tecnológicos.

Rajoy, cariacontecido, saluda a Iglesias

Cariacontecido y sobrepasado por las circunstancias, saluda a Iglesias. Su cadalso será la investidura

Será el Poder Legislativo (las Cortes) y no el Ejecutivo quien deba consagrar en la reforma de la Carta Magna la división de poderes, las circunscripciones por distritos, la mínima igualdad 1 persona = 1 voto, acabar con el atavismo de una Jefatura del Estado hereditaria y con sucesión exclusivamente masculina, el servicio militar obligatorio y otros anacronismos como el Senado o las Diputaciones, que aún subsisten como jarrones de lujo de una España arruinada. No pueden someter a la sociedad civil española a una dieta de adelgazamiento salarial y laboral de caballo mientras la clase política no renuncia ni a una sola de sus inútiles instituciones, claramente hiperinfladas hasta la sextuplicidad, según ha sugerido la propia Unión Europea, más respetuosa con las urnas españolas que los propios caciques españoles, ya sean éstos políticos o mediáticos.

Albert Rivera, la esperanza blanca liberal

Albert Rivera, la esperanza blanca liberal, será la alternativa a la alternativa

Y si esa coalición de Pedro Sánchez como presidente y Pablo Iglesias como vicepresidente fracasa laboral y económicamente, las urnas darán paso rápidamente a otra en la que quizás Albert Rivera y Ciudadanos haya podido dar el “sorpasso” al PP o al menos moderar su asilvestrada tendencia a evidenciar tan descaradamente la mano larga y la inteligencia corta. De hecho, el partido naranja posee en su grupo parlamentario los mejores cuadros, según reconocen ya en su escasa andadura los restantes grupos parlamentarios. Y junto a los más cualificados de Podemos y del PSOE, que también ya brillan por su curriculum y actividad profesional previa, deben hacer del Parlamento en esta legislatura un ejemplo virtuoso hasta la exageración. Bajada de sueldos, prebendas, aforamientos, coches oficiales y hasta supresión de “gin tonics” y subvenciones al bar (¿por qué el Parlamento no prohibe el alcohol, como se hace ya en numerosos recintos deportivos y sociales?) tornarán con celeridad la opinión pública, que hoy ya no está solo en manos de los oligopolios mediáticos de las cabeceras de papel, sino que viene fuertemente atemperada por las redes sociales. Esa que demanda insistentemente el cambio pero que espera pacientemente que Rajoy se someta al cadalso de su sesión de investidura.

Fuentes:

RTE.ie

El Mundo

Público

Voz Pópuli


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:







Lector ocasional (1€)Lector asiduo (2€)



Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”

13 Responses to Un Gobierno de 11 millones de votos que destrone a Rajoy

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *