La “última cena” de Botín narrada por 6 de sus “discípulos” con censura previa

Botín contó sus planes en secreto a 8 periodistas: su muerte rompió el pacto

Botín contó sus planes en secreto a 8 periodistas: su muerte rompió el pacto

El banquero Emilio Botín falleció inesperadamente, pero cuatro días antes de morir mantuvo una cena con 8 periodistas de los cuales 6 han contado lo que allí se habló. Era un encuentro “off the record” (los informadores se comprometen a no publicar nada de lo que se diga) pero la muerte del protagonista rompió el acuerdo. No obstante, Aurelio Médel,  “director de comunicación” de Botín y hermano del principal banquero socialista andaluz Braulio Médel (presidente de Unicaja, extraña alianza ésta) supervisó estas publicaciones y aplicó la censura previa: “Botín, sin embargo, ponía nerviosos a sus colaboradores al señalar que a él no le importaba que se publicase lo que decía, algo a lo que la entidad ha accedido ahora, omitiendo solo algunas cifras y referencias personales”, desvela Miguel Jiménez, uno de los comensales. Aún así, lo que ha podido filtrarse de este jugoso encuentro es sustancial: Botín lo dejó todo “atado y bien atado” con PP, PSOE y CiU a través de sus principales dirigentes. Aunque hayan sido cercenados con la tijera, “Espía en el Congreso” ha recopilado los 6 testimonios de estos “discípulos” de la “última cena” de Botín y los ofrece en cuatro artículos diferentes: uno con lo que el banquero pronosticó sobre la situación política española, otro sobre Cataluña, y uno más con sus vaticinios sobre la situación económica. El cuarto texto es éste y se limita a reproducir los aspectos más literarios sobre esta cita que describieron estos seis periodistas del “régimen”, con un anecdotario que tampoco tiene desperdicio.

José Antonio Vega (Cinco Días)

José Antonio Vega (Cinco Días)

“En los majestuosos salones renacentistas milaneses de la mansión de Alessandro Manzoni, el escritor italiano de renegado romanticismo que escribió “I promessi sposi “(Los novios) en el último tercio del XIX, y a dos manzanas de donde falleció Giuseppe Verdi, el músico que en honor del escritor lombardo compuso la “Misa de Réquiem”, el banquero cántabro expresó por última vez su papel en Banco Santander. (José Antonio Vega (Cinco Días)

 

 

Yolanda Gómez. Abc

Yolanda Gómez. Abc

“Viernes 5 de septiembre de 2014. Milán. 20.40 horas de la tarde. Botín se reúne con ocho periodistas de la prensa escrita española, económica y generalista, entre ellos ABC. El presidente del Santander transmitía fuerza y optimismo, nada que hiciera presagiar que cuatro días después la muerte llamaría a su puerta. A las siete de la mañana ya estaba en las oficinas del Santander, en Boadilla del Monte, en Madrid. Despachaba cada día con el equipo directivo de la entidad financiera, e incluso trabajaba y hacía trabajar a los más cercanos los domingos por la tarde”. (Yolanda Gómez. Abc)

Miguel Jiménez, El País

Miguel Jiménez, El País

“Las reglas marcaban que todo lo que se contase allí era lo que en la jerga periodística se denomina off the record, es decir, confidencial; sólo contexto, pistas, impresiones, pero no para publicar y, menos aún, para atribuírsele.  El encuentro se prolongó tres horas. Botín no rehuyó ninguna pregunta. Bebió algo de vino durante la cena y un pequeño whisky a los postres. Ninguno de los presentes podía imaginar lo que sucedería cuatro días después”. (Miguel Jiménez, El País).

 

Olga Grau, El Periódico de Cataluña

Olga Grau, El Periódico de Cataluña

“Con una amplia sonrisa y su tez siempre bronceada de jugar al golf, mostró a sus invitados un par de fotografías en las que aparecía él, vestido con la equipación del Juventus, tras jugar un partido amistoso en el campo del equipo de Turín con la alta dirección del grupo automovilístico Fiat, propietario de la marca Ferrari. Era su manera particular de demostrar que a sus 79 años de edad, seguía en plena forma. Eso le preocupaba, sobre todo después de la abdicación del Rey Juan Carlos, contemporáneo a él. Botín era un hombre disciplinado, practicaba deporte y llevaba una dieta sana. Cuando viajaba a la otra punta del mundo mantenía el horario español, no cambiaba el reloj, para que no le afectara el jet lag, y las reuniones se adaptaban a su agenda. Pero esa noche en Milán, la última cena pública antes de su muerte, Botín estuvo espléndido, y casi como en una premonición de la necesidad de dejar testimonio de sus ideas, alargó el encuentro tres horas, hasta pasadas las once de la noche, algo totalmente inusual en el banquero (Olga Grau, El Periódico de Cataluña).

Manuel Pérez La Vanguardia

Manuel Pérez, La Vanguardia

“Viernes pasado. Es noche cerrada en Milán cuando Emilio Botín, -chaqueta azul, camisa blanca y ajustado pantalón rojo Santander- desciende de una monovan corporativa y cruza decidido el umbral de la renacentista casa del Manzoni, en el centro de la capital económica de Italia. Acude al encuentro de un reducido grupo de periodistas que le espera en el atrio del inmueble que fue casa de poetas. El banquero logra mantener intacta esa primera impresión de buena forma durante las más de tres horas y media que dura la velada, contestando distendidamente y con prolijidad todas las preguntas. Eso sí después de una abigarrada presentación de las principales magnitudes y actividades de su banco, de pie ya sin chaqueta, visible un destacado bordado rojo con el logo Santander en la camisa” (Manuel Pérez (La Vanguardia).

Aurelio Fdez (El Mundo)

Aurelio Fdez (El Mundo)

“Viernes, 5 de septiembre, 20.30 horas, Casa Manzoni, un palazzo del centro histórico de Milán en el que residió el escritor lombardo. Botín llega puntual. Baja de su coche con agilidad y se dirige hacia nosotros con paso firme, sonriendo, escudriñando desde que ha puesto pie a tierra a cada uno de los ocho periodistas que le esperamos para cenar. Fue, con seguridad, su última aparición pública, su último off the record. Botín no se prodiga con la Prensa, pero un día al año aprovecha una de las carreras del campeonato para mantener sus célebres off the record, todo un regalo para un puñado de periodistas que tienen la oportunidad de hablar de todo, sin guión ni condiciones previas, con el hombre más poderoso de España”.

Juan Manuel Cendoya

Juan Manuel Cendoya, censor

“No defrauda: casi cuatro horas de cena y sobremesa, de conversación desinhibida en la que Botín se entrega a la causa del banco y al análisis de la actualidad, sin rechazar ni una pregunta. Sólo los buenos consejos de su director general de máxima confianza, Juan Manuel Cendoya, y de su director de Comunicación, Aurelio Médel, logran a duras penas que ceda a la tentación de flexibilizar el off the record que nos compromete a silenciar más allá del mantel opiniones que serían de portada. Antes de servir los primeros platos, Botín desborda entusiasmo cuando explica, ayudándose de transparencias, los resultados del gigante que preside, sólo a la zaga del poderío de los grandes bancos estadounidenses y chinos” (Aurelio Fernández (El Mundo)

 

Encuesta:

Seis periodistas han contado la “última cena” de Botín, aunque han sido censurados previamente ¿qué deberían haber hecho?

Ver resultados

Cargando ... Cargando …

Blesaleaks - Asi se saquea una caja de ahorros

[purchase_link id=”9727″ text=”Comprar” color=””]

Blesaleaks medios 1(portada)[purchase_link id=”9678″ style=”button” color=”gray” text=”Comprar”] Blesaleaks medios 2(portada)[purchase_link id=”9681″ style=”button” color=”gray” text=”Comprar”]

 

Fuentes:

El último penalti de Botín (El País)

La última cena con Botín (ABC)

Adiós al patrón del Santander (El Periódico)

La última cena con Botín (La Vanguardia)

La última cena del presidente (El Mundo)

El testamento bancario y económico de Emilio Botín (Cinco Días)

7 Responses to La “última cena” de Botín narrada por 6 de sus “discípulos” con censura previa

  1. Dios los CRIA Y ELLOS SE JUNTAN CON EL DIABLO

  2. ler y leer y os quedareis alucinados

  3. Hola Espía en el Congreso no van los enlaces gracias.

  4. “Es más difícil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos” (JESÚS DE NAZARET, filósofo anarquista y anticlerical del siglo I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.