Quantcast
vargasllosa-tokio-efe

Vargas Llosa: “extraordinario novelista y pésimo columnista”

Víctor Sampedro, autor de “El Cuarto Poder en Red. Por un periodismo (de código) libre” (Ed. Icaria), recuerda que Lluís Bassets era periodista de El País “y había prologado un libro del presidente de Stratfor, la empresa de espionaje denunciada por WikiLeaks”. A Mario Vargas Llosa lo califica como “extraordinario novelista y pésimo columnista”. Y frente al “viejo modelo”, deja entrever “una lección de especial interés para los periodistas: ciertas tareas deben ser asalariadas y desarrollarse en equipos estables. Si no, la continuidad y los logros serán inciertos. Crear las condiciones para que el Cuarto Poder en Red actúe con inteligencia es tarea de profesionales que saben abrirse a la colaboración”.

Julian Assange (Wikileaks)

Julian Assange (Wikileaks)

Para Sampedro, el viejo periodismo trata “de escamotear los debates de fondo con peripecias personales” y por ello el personaje de Assange exhibe suficientes facetas y contradicciones como para ser objeto de controversia: “La mejor definición que he escuchado de él fue de boca de Birgita Jondosttir, la parlamentaria islandesa que colaboró estrechamente con WikiLeaks: «He is a difficult guy». No han faltado gestos que confirman ese perfil de «chico difícil», típico de los luchadores de la libertad de expresión. John Wilkes logró el derecho a la «transcripción directa» de los discursos parlamentarios en la Inglaterra del siglo XIX. Era hijo de un destilador y él mismo, un libertino en toda regla. Pero la vida de Assange, Manning y Snowden ha sido mucho más trabajosa. Sus palabras y biografías les identifican como tenaces activistas”.

Edward Snowden

Edward Snowden

Para Sampedro, el antagonismo mediático con estos personajes “podría explicarse por la ausencia de valores cívicos en la Prensa. Al ser exhibidos por otros, no podían serles reconocidos, a no ser dejando en evidencia a los periodistas. Éstos defendieron su capital simbólico y prestigio achacando a los hackers afán de protagonismo y delirios de grandeza. Percibían como competición lo que era una propuesta de colaboración. Por desgracia, tampoco los creadores intelectuales dieron la talla”.

1146002404_850215_0000000000_sumario_normal

Vargas Llosa: «incurrió en una contradicción morrocotuda»

Mario Vargas Llosa, extraordinario novelista y pésimo columnista, incurrió en una contradicción morrocotuda. Alabó a la hacker protagonista de la trilogía Millenium: «¡Qué sería de la pobre Suecia sin Lisbeth Salander, esa hacker querida y entrañable!». Pero en otra columna afirmaba que «ni Edward Snowden ni Julian Assange son paladines sino depredadores de la libertad que dicen defender». Sampedro, por su parte, les reprocha su estrellato: «De hecho, los mencionados, rompieron con la máxima hacker de mantener su anonimato. No es preciso exigir a los periodistas y ciudadanos su nivel de entrega para realizar una tarea que debe ser cotidiana y más modesta para, entre otras cosas, rendir más frutos. Un flujo de filtraciones pequeñas, pero constantes, puede tener más efectividad que las macrofiltraciones, a veces inabarcables para las redacciones y los internautas. Noticia a noticia, soplándolas entre todos —filtrándolas, publicándolas en el blog, comentándolas en las redes, llevándolas a las instituciones— hacemos democracia, le damos aire”, matiza el autor.

639x360_1337630467_Mario Vargas Llosa

Sampedro critica los personalismos en periodismo

Para este autor, “el buen periodismo, como la buena medicina, es ajena a los personalismos. No importa quien redacta una información. Igual que resulta irrelevante el médico que prescribe una receta, si se le presuponen conocimientos y deontología. Dicho sea de paso, si no se ha vendido a ellas, denunciará las patentes farmacéuticas, recetará genéricos y sol. Antes que eminencias, necesitamos médicos de familia. Al igual que, en lugar de estrellas mediáticas, necesitamos periodistas que permanezcan a la cabecera del público”.

 
En Espía en el Congreso hemos desentrañado las conexiones entre los medios y el poder político y financiero revelando la información que aparece en los correos de Blesa (Blesaleaks) y se la presentamos a nuestros lectores de forma completa en estos dos libros:

Blesaleaks medios 2(portada)
[purchase_link id=»9681″ style=»button» color=»gray» text=»Comprar» direct=»true»]
Blesaleaks medios 1(portada)
[purchase_link id=»9678″ style=»button» color=»gray» text=»Comprar» direct=»true»]

 

Encuesta:

El profesor Víctor Sampedro cree que poco a poco se irán mutando los "periodistas" en "hacktivistas" ¿Qué cree que es la web Espía en el Congreso?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”