Quantcast
Rubalcaba y Felipe: los guardaespaldas de Susana

Rubalcaba y Felipe: los guardaespaldas de Susana Díaz, la futura «lideresa» del PSOE propuesta por el «aparato»

Ni caso. El bipartidismo español evita mirar a las urnas y aunque ya solo 1 de cada 10 españoles respalda al PP y solo otro más al PSOE –y este aún es más volátil tras la sorpresiva irrupción de Podemos en su mismo espectro ideológico–, los periodistas detectan “complacencia” y “despreocupación” en el PP, mientras en el PSOE “quitan importancia” al cataclismo y afirman que la decisión de abrir o no el partido a la sociedad civil o al menos a su propia militancia es un «debate ficticio» y «bastante innecesario”.

Momento en que Chaves le levanta la mano a Esperanza Esteve para darle un palmetazo en la tarima de su escaño e impedir que siga aplaudiendo, algo que ella aceptó.

Momento en que «Manolo» Chaves le levanta la mano a su compañera Esperanza Esteve para darle un palmetazo en la tarima de su escaño e impedir que siguiera aplaudiendo a los desahuciados. Allí empezó la tumba del PSOE

Así las cosas, como ya ocurriera durante la denominada “Transición”, la “casta” se enroca. Y si en las primeras elecciones de 1977 el PSOE se presentó con dos cabezas (el PSOE “histórico” con los ancianos de Suresnes y el PSOE “renovador” con el entonces “joven” Felipe González) y los conservadores hicieron lo mismo con el centro (la UCD del “joven” Adolfo Suárez) y la derecha (la AP del “veterano” Manuel Fraga), hoy las dos grandes formaciones del régimen apuestan igualmente por el inmovilismo de los “aparatos” y la escisión de sus bases cara a las elecciones locales de mayo de 2015.

Miguel Cortizo

Miguel Cortizo

La «fontanería» del PSOE en Ferraz trata ahora por todos los medios que un congreso extraordinario con delegados elegidos por los “aparatos” provinciales tape la boca a los ya escasos militantes al corriente de pago y simpatizantes que aún confían en sus siglas: al partido de los 10 millones de votos de 1982 ya en 2014 solo le quedan 3,5 millones. Y cayendo.

El periodista Manuel Sánchez (El Diario.es) destaca como “la lista de críticos es amplia. En este sentido se expresaron Magdalena Valerio (Castilla-La Mancha), Pablo Martín (Baleares), Laura Seara (Galicia), Odón Elorza (País Vasco), Delia Blanco (Madrid) o Leire Iglesias (Cáceres), entre otros. Como muestra del malestar, la frase de Cortizo a sus compañeros: «Si fabricásemos lavadoras, nadie nos las compraría. Así no podemos seguir».

García Page

García Page, cruzado de brazos

Por su parte, las periodistas habitualmente seguidoras del PSOE, Anabel Díez y Lourdes Lucio (El País), apuntan que la rebelión de las bases se propaga “desde Canarias, hasta Castilla y León, la propia Galicia, País Vasco, Extremadura y Castilla-La Mancha”. Y añaden: “El secretario general de los socialistas castellano-manchegos, Emiliano García Page, señaló en la reunión de la ejecutiva del lunes, en la que Rubalcaba anunció su retirada y la convocatoria de un congreso, que lo relevante era que los militantes votaran. Desde la actual dirección, además, se recuerda que el secretario de Organización, Óscar López, es un defensor de esta votación universal para elegir a los líderes del partido aunque no figura en los estatutos”.

Pepiño Blanco, Caldera, Valenciano y Rubalcaba: aún colean y quieren seguir haciéndolo en la sombra

Pepiño Blanco, Caldera, Valenciano y Rubalcaba: aún colean y quieren seguir haciéndolo en la sombra y al cálido sol de sus millonarios sueldos públicos

Pero los “viejos rockeros” se resisten y están dispuestos a jubilarse e incluso inmolarse con lo que consideran “sus siglas”: “En el primer grupo estuvo el expresidente del PSOE Manuel Chaves y el ex vicesecretario general José Blanco (se refieren al célebre “Pepiño”). Del otro lado la diputada canaria Patricia Rodríguez, la gallega Laura González Seara, la asturiana Mariví Monteserín y el vasco Odón Elorza. Todos ellos bien relacionados con Carme Chacón, aunque también con Eduardo Madina”.

Tomas Gómez y Patxi Lopez: náufragos y residentes en Madrid y País Vasco

Tomas Gómez y Patxi Lopez: náufragos y residentes en Madrid y País Vasco

Otro periodista especializado en este partido, Federico Castaño (Voz Populi), ha oído que “también cuentan los que exigen que, además de la de Rubalcaba, rueden más cabezas. El expresidente andaluz Manuel Chaves rompió ayer un silencio compacto de muchos años para sugerir que dimitan los ‘barones’ territoriales que el domingo se pegaron un batacazo en las urnas, ya que el gesto de Rubalcaba se queda corto. Mientras pronunciaba a puerta cerrada estas palabras, las mentes de muchos diputados viajaron a la madrileña Plaza del Callao, donde reclina sus posaderas el presidente del PSM, Tomás Gómez: casi 400.000 votos perdidos en cinco años. Gómez se ha limitado a defender la elaboración de “un proyecto ilusionante” como respuesta al golpe sufrido el domingo. El exlendakari Patxi López ha ido mucho más allá convocando en el País Vasco un congreso extraordinario en el que no volverá a ser candidato a secretario general del PSE”.

Javier Fdez, Rubalcaba y Griñan

Javier Fdez, Rubalcaba y Griñan

El director de Infolibre, Jesús Maraña, también ha roto su silencio para desvelar en un artículo titulado “La noche de los aparatos muertos” que “lo cierto es que en la reunión de la Ejecutiva de este lunes se alzaron unas cuantas voces que reclamaron adelantar primarias y no el congreso. Y fuera de la Ejecutiva aún más. Pero el secretario general tenía decidido convocarlo, y José Antonio Griñán, Patxi López o Javier Fernández, entre otros, consideran también que es la única solución viable. A ninguno de ellos le ha gustado nunca lo de las primarias. Este mismo lunes, curiosamente, se cumplían tres años de la retirada de Carmen Chacón del proceso de primarias abortado en 2011, cuando Patxi López planteó también resolver vía congreso la sucesión de Zapatero”.

López Aguilar y Soraya

López Aguilar y Soraya Rodríguez

Su redactor, Juanma Romero (Infolibre) también ve bajar las aguas turbias: “Este martes el Congreso era una ebullición en los minutos previos a la reunión del Grupo Parlamentario Socialista. Más dirigentes se pronunciaron sobre el terremoto que afecta al partido. Unos, como Jesús Caldera, secretario de Ideas y Programa, y Odón Elorza, dejaron claro que ellos preferían primero dar paso a las primarias. Caldera es, pues, otro de los que ayer en la ejecutiva discreparon del parecer de Rubalcaba, como Juan Fernando López Aguilar, Soraya Rodríguez, Purificación Causapié o Juan Moscoso”. Por contra, el eterno “aparachik” del PSOE, el expresidente andaluz Manuel Chaves o la diputada por Córdoba, Rosa Aguilar, mostraron su respaldo a Rubalcaba en la prelación del congreso y quitaron importancia a la controversia. Chaves dijo que es un «debate ficticio«, además de «bastante innecesario”.

López Aguilar y Zapatero: se ofrecen para renovar lo que han hundido

López Aguilar y Zapatero: se ofrecen para renovar lo que han hundido

Y es que los “ajustes de cuentas” han comenzado: “En el PSOE hacen falta todos los cambios del mundo. El PSOE seguramente vive la situación más dolorosa desde la transición. Ganan los partidos de izquierda, los progresistas ganan en votos y escaños. Pero todo eso sucede sin que el PSOE haya podido catalizar el crecimiento neto de la izquierda”, advierte ahora Juan Fernando López Aguilar. Pero la ceguera es colosal: hoy todos ellos gozan de espléndidas jubilaciones por sus cargos públicos, presumen de su “clase business”, acuden a empresarios mafiosos locales para sufragar sus gastos domésticos y disfrutan de un rico patrimonio amasado sin haber trabajado nunca fuera de la política… Pero corren serios riesgos de agresión si pisan las calles sin escolta, como ya les ha ocurrido a algunos de ellos.

Serrano y Rubalcaba: la melancolía de la debacle

Serrano y Rubalcaba: ni se les ocurre pedir perdón por la debacle y se parapetan en sus cargos públicos

Por eso el periodista Juanma Romero concluye revelando el chiste del día: “José Enrique Serrano, jefe de Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero en su etapa en la Moncloa, dijo con sorna que la presidenta «parece que tiene algo de fuerza”, en alusión a Susana Díaz, a la que quieren convertir contra su voluntad y la de sus militantes y simpatizantes en la nueva “esperanza blanca” del PSOE. Antes sucumbieron Elena Valenciano, Carmen Chacón, Joaquín Almunia, José Borrell… Y es que los socialistas olvidan que en Suresnes aquellos jovenes que se alzaron con el poder interno para cambiarlo todo ni siquiera estaban en la Ejecutiva…

¿Tiene solución el PSOE?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”