Quantcast
Pedro Jota echó a Fernando Arrabal

Fernando Arrabal: Franco lo encarceló, Pedro Jota lo echó

¿Pedro Jota Ramírez adalid de la libertad o censor? ¿Valiente periodista de investigación en los casos Gal, Ibercorp, Filesa, UGT y Bárcenas o implacable destructor de la libertad ajena? Los testimonios de los periodistas de su época se suceden. Conocemos menos los de los artistas, intelectuales y gentes de la cultura. Y existe uno poco conocido: el dramaturgo español afincado en París, Fernando Arrabal, el autor vivo más representado actualmente en todo el mundo, denunció que sus artículos en el diario “El Mundo”, que periódicamente eran publicados desde hacía 15 años todos los domingos bajo el título de “Definiciones, Jaculatorias y Arrabalescos”, fueron suprimidos por negarse a firmar un manifiesto contra el catalán: “Se me acaba de expulsar de un periódico, tan bueno o tan malo como los demás, porque no quise firmar –lo que es lógico porque yo nunca firmo- una cosa que se hacía contra Cataluña o que a mí me lo parecía. Se me expulsó”, dijo el escritor, que hoy estrena en la sede del Matadero del Teatro Español de Madrid su obra «Dalí versus Picasso«.

Arrabal, el dramaturgo que sigue exiliado

Arrabal, el dramaturgo que sigue exiliado

“¿Por qué estos títulos de gloria inmerecidos?”, preguntó Arrabal, que enumeró los otros casos donde han intentado presionarle y amedrentarle desde España. “Soy el único escritor que durante un año, ya llegada la democracia, siguió prohibido. Cuatro de ellos se lo merecían, porque fueron luchadores admirables. Eran “El Campesino”, “La Pasionaria”, Enrique Líster y Santiago Carrillo, pero la quinta persona era yo, que estaba ahí como un pegote, por estrambote. Había escritores que merecían ese título de grandeza mucho más que yo”. Y recordó como toda su obra estuvo prohibida, “y yo era el menos político de los escritores”, incluso piezas sin contenido ideológico como “Fando y Lis” o “Fiestas y ritos de la confusión”, la obra que desencadenó el proceso contra él por firmar una dedicatoria privada –“Me cago en Dios, en la patria y el rey”– y que dio con sus huesos en la cárcel.

Aznar y Pedro Jota

Aznar y Pedro Jota

Arrabal había señalado anteriormente que el cese de su actividad en “El Mundo” se lo comunicó “un recadero de mi ex -supongo- amigo director”, en alusión a Pedro Jota Ramírez, y que se debió “única, exclusiva y positivamente a mi negativa a firmar el Manifiesto por la lengua común que promovió este mismo periodista en su diario. El dramaturgo tampoco pudo recibir el Premio Cervantes durante el mandato de José María Aznar, al igual que había ocurrido anteriormente en las épocas de Felipe Gonzalez y José Luis Rodríguez Zapatero. En esta ocasión, el dígito del presidente del Gobierno impidió su nominación cuando el jurado ya se había decantado prácticamente por unanimidad. El elegido del entonces dirigente del PP fue el periodista y escritor vallisoletano José Jiménez Lozano, un autor sobre el que tampoco cabían dudas sobre su merecimiento, pero que se incluyó a última hora con calzador solo para impedir que el galardón fuese a parar a manos de Arrabal.

Pedro Jota y Zapatero

Pedro Jota y Zapatero

También relató que cuando estrenó su película “Viva la Muerte” en París hubo tres cines que sufrieron atentados, lo cual fue también “otra especie de medalla inmerecida porque fue la única película española bombardeada”. Y se refirió a otro film suyo, “El árbol de Guernica”, que tras ser anunciado su estreno en 1982 “a bombo y platillo” en el madrileño Palacio de la Música, “el Ejército va a pedir que no salga y la víspera del estreno fue prohibida. Y aún después siguió prohibida” fuera del País Vasco, donde encuentra muchas dificultades para ser todavía representada.

 

Pedro Jota y Rajoy

Pedro Jota y Rajoy

“Yo nunca he militado, aunque siempre he estado muy cerca de mis amigos de izquierda y al lado de mis compañeros anarquistas”, pues de hecho acudió en 1978 a un mítin que se celebró en España durante la denominada Transición: “Fui con Bernard Lévy, cuando por fin me permiten volver a España. El primer acto en el que participo es el primer mítin anarquista y estuve con este filósofo francés, que lo recuerda a menudo”. Fernando Arrabal estrena mañana en el Matadero de Madrid su obra “Dalí versus Picasso” y la editorial cordobesa Séneca ha reeditado “Carta al General Franco”, un duro y conmovedor alegato contra el dictador donde narra todos los casos de persecución, censuras y presiones que sufrió en el franquismo, que según él se inició el 17 de julio de 1936 y no el 18 de julio porque ya esa víspera su padre fue detenido, encarcelado y posteriormente desaparecido, “por haberse opuesto al Alzamiento”. Genio y figura…

Pedro Jota y Felipe durante su célebre regañina en los pasillos del Congreso

Pedro Jota y Felipe González durante su célebre trifulca en los pasillos del Congreso

Encuesta:

A su juicio y haciendo balance ¿Pedro Jota Ramírez fue un buen o mal periodista?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Fuentes:

 Veinte periodistas opinan sobre Pedro Jota

Jesús Maraña y Pedro Jota

Pascual Serrano: lo que no se cuenta sobre Pedro Jota

Víctor Alonso: Pedro Jota en su laberinto

José Díaz Herrera y el libro «Pedro Jota al desnudo»

Graciano Palomo: Pedro Jota, dios te libre del día de las alabanzas

José Sanclemente: la verdad sobre el caso Pedro Jota

 

 


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”