Quantcast
Rajoy da las órdenes, el ministro Fernández Díaz ejecuta

Rajoy da las órdenes, el ministro Fernández Díaz ejecuta

Cuatro políticos del Partido Popular han sido acusados formalmente por sus víctimas de ordenar las agresiones a diversos ciudadanos que protestaban pacíficamente contra la crisis económica y la corrupción. Una mujer en estado muy grave, la agresión a una niña de 5 años y una treintena de heridos en el resultado de la decisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de acallar con desproporcionada violencia las manifestaciones populares en España, las dos últimas en Valladolid y Alcorcón (Madrid). Según interpretaban en el Congreso varios diputados del Grupo Popular, comienzan a reproducirse por toda España protestas parecidas a la que tuvo lugar en Gamonal (Burgos) “y Rajoy hace muy bien: eso hay que evitarlo a toda costa antes del 25-M”, fecha en que tendrán lugar las elecciones europeas.

Ramiro R. Medrano abraza a M. Bermejo: ordenaron la masacre de Valladolid y el PP les aplaude

Ramiro R. Medrano abraza a M. Bermejo: ordenaron la masacre de Valladolid y el PP les aplaude

El Sindicato Unificado de Policía ha señalado formalmente al subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo de haber dado órdenes de reprimir con violencia una manifestación pacífica: “Se podía haber actuado de otra forma y que duda cabe que el subdelegado del Gobierno podía haber dado unas instrucciones diferentes a las que dio. La manifestación era pacífica y hubiera bastado con formar un cordón policial”.

Las víctimas de Valladolid han acusado al delegado del Gobierno y al ministro del Interior de ser los responsables, mientras que en Alcorcón las acusaciones se han dirigido explícitamente contra el alcalde. Aunque ya se han formalizado numerosas denuncias judiciales, los nombres de los acusados son los siguientes: José Antonio Martínez Bermejo, subdelegado del gobierno en Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, delegado del gobierno en Castilla y León, Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, junto con el alcalde de Alcorcón, David Pérez.

[youtube id=»i7f46p5wBDo»]

“No es admisible que la policía haya pegado a una niña de 5 años ni que entren en los bares para detener arbitrariamente a personas que nada tienen que ver con lo ocurrido. Algunos locales populares están siendo acosados por la constante presencia policial en sus alrededores. Denunciamos esta auténtica persecución política y caza de brujas contra los vecinos y vecinas de nuestra ciudad. El alcalde de Alcorcón sigue acumulando tensión social, con su actitud y actuaciones, que está rompiendo la paz social. Es el culpable de todo lo que está sucediendo y hacia donde se encamina la situación de nuestra ciudad. Quiere crear un estado de excepción policial donde nadie pueda discutir todas las medidas políticas y económicas que está adoptando y que tan perjudiciales son para la población”, señala el grupo Apoyo Vecinal de Alcorcón.

[youtube id=»x52q7oKItWg»]

8-F: la Moncloa está cerca

8-F: la Moncloa está cerca

La vallisoletana Encarna, la mujer de 56 años en estado muy grave por un ictus provocado a causa de un derrame cerebral producto de los golpes que recibió en la cabeza, ha sido la que se ha llevado la peor parte de la brutal respuesta del Gobierno a las manifestaciones ciudadanas. La reacción cívica está siendo de tal calibre, que se están convocando manifestaciones de solidaridad en toda España para protestar por lo sucedido en Valladolid. Protestas similares se han producido en varias ciudades: Burgos, Salamanca, Miranda, Zamora, Barcelona, Lleida… Manifestaciones que continuarán en los próximos días también en León, que tendrá lugar hoy miércoles. A todas ellas se sumará la de «Rodea Moncloa», que tendrá lugar el próximo sábado 8-F en la Plaza de España de Madrid para ir hacia el Palacio de la Moncloa en Madrid, la cual ha encontrado espontáneas réplicas en A Coruña, Barcelona, Bilbao, Burgos, Las Palmas, Málaga, Sevilla, Tenerife, Valencia y Zaragoza.

[youtube id=»54lN81slB54″]

Alonso fumando en el interior de un bar: para ellos no hay prohibiciones

Alonso fumando en el interior del bar: para ellos no hay prohibiciones

En Valladolid, tras la tumultuosa convención del PP, se ha sabido que el portavoz del partido, Carlos Floriano, y el portavoz en el Congreso del Grupo Popular, Alfonso Alonso, tuvieron que ocultarse en el interior de un bar tras ser identificados por unos 50 ciudadanos que les responsabilizaban de las agresiones ocurridas. Los dueños del bar “La Comedia” tuvieron que refugiar en el interior del establecimiento a los dos dirigentes populares, que permanecieron allí escondidos hasta que se les pasó el susto. “Dos horas después del incidente, Alfonso Alonso seguía tomando copas en las terrazas de la zona del Coca”, aunque esta vez custodiado por “numerosos efectivos policiales desplegados por toda la ciudad”, informó un periodista del diario digital Ultimo Cero. No es la primera vez: cuando acudieron a la manifestación de las víctimas del terrorismo en Madrid del pasado 27-O, hoy agrupadas en «Vox», Alonso y Floriano también tuvieron que huir rápidamente en sus coches oficiales blindados porque un grupo de manifestantes intentó agredirles. Similar actitud padeció el vicesecretario Javier Arenas, la alcaldesa Ana Botella, la dirigente Esperanza Aguirre y el diputado Rafael Hernando.

Floriano tuvo que huir de Valladolid

Floriano tuvo que huir de Valladolid

el alcalde de Alcorcón, David Pérez

El alcalde de Alcorcón, David Pérez

Encuesta:

El PP cree que usando la violencia en manifestaciones pacíficas ganará las elecciones del 25-M ¿Acierta?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Fuentes:
«Las vecinas no son los criminales», claman en Alcorcón

La propia policía, avergonzada por lo de Valladolid, señala a un político del PP como el que dio la órden

«Rodea Moncloa» encuentra apoyos espontáneos por toda España para el 8-F

 


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”