Quantcast
Las caídas de Juan Carlos a veces son espectaculares

Las caídas de Juan Carlos a veces son espectaculares

La Casa Real ha logrado censurar un vídeo en Youtube con una de las caídas del rey Juan Carlos de Borbón porque al parecer su contenido perjudicaba al monarca. El vídeo «El rey tropieza y es sujetado por Trinidad Jiménez» ha sido denunciado por «varias notificaciones de terceros de infracción de los derechos de copyright» y ha sido bloqueado en todos los sitios donde estaba enlazado, entre ellos varios medios de comunicación y blogs. La censura de Youtube, no obstante, confirma algo que ya es un secreto a voces en los pasillos del Congreso y del Senado: las continuas caídas del rey en los actos oficiales y en su vida cotidiana, a las que hay que sumar su frágil estado de salud, son ya abiertamente el mayor motivo de preocupación del régimen. Y es que entre los pocos políticos que frecuentan al monarca y han transmitido el contenido de sus audiencias a sus colaboradores y subalternos, existe una sensación común: «Juan Carlos no quiere abdicar en su hijo, se siente sano y fuerte y dice que va a morir reinando en la cama como Franco. Oirlo hablar así, con su llaneza tan particular pero malhumorado, a veces da escalofríos«, en expresión de uno de sus interlocutores. 

_rey_605b2e84Esos inoportunos traspiés del monarca se han repetido por Barcelona, Málaga o Madrid y algunos hasta han podido censurarse en internet, como el que le ocurrió con la entonces ministra Trinidad Jiménez. Otras veces intenta evitarse que transciendan poniéndole unas gafas negras, lo que suscita aún más elucubraciones, como ocurrió con el moratón en su ojo izquierdo que se apreció en noviembre de 2011 delante de los nuevos embajadores de Sudán, Malasia, Bélgica, India y Chipre, que le presentaban sus credenciales. Tampoco pudo evitarse el tropiezo durante la recepción al presidente de Chile, Sebastián Piñera, y su mujer Cecilia Morel a principios de marzo, y donde también el ojo izquierdo del monarca apareció ligeramente amoratado.

[youtube id=»LTBkLw89TYQ»]

El rey aparece a veces desaliñado en recepciones oficiales pero nadie se atreve a decírselo

El rey aparece a veces desaliñado en recepciones oficiales pero nadie se atreve a decírselo

Estos contratiempos de la edad le ponen de muy mal humor, según testigos presenciales. Unas veces se enfada con su familia o con el servicio, desafía los severos protocolos y se presenta con aspecto descuidado y sin afeitar en actos oficiales o, a veces como un niño, no acepta su destino: «Fatal, fatal, muy mal», le respondió una vez con aparente ironía a una periodista que le preguntaba por su salud. «Lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa todos los días en la prensa», se quejó con rabia.

 

El rey, tras su operación posterior al viaje a Bostwana

El rey, tras su operación posterior al viaje a Bostwana

Al día siguiente se sometía a una intervención de artroplastia para calmar sus dolores articulares que, según se explicó, eran «consecuencia de antiguas lesiones producidas en prácticas deportivas». La operación se produjo en junio, pero el monarca estuvo varias semanas haciendo rehabilitación. Dos meses después, en septiembre, el rey volvió a pasar por el quirófano del Hospital San José de Madrid, donde fue sometido a una intervención en el tendón de Aquiles de su pie izquierdo. Le implantaron una prótesis en la articulación dañada con el objetivo de que recuperase la movilidad.

 

accidente-rey-juan-carlosDurante su última rehabilitación, Juan Carlos de Borbón tuvo que hacer uso de dos muletas y de una bota ortopédica para inmovilizar su pie izquierdo. En mayo de 2010, el rey sufrió una de sus operaciones más graves después de que en abril los facultativos le detectaron un nódulo en su pulmón derecho. «La intervención para extirparle dicho nódulo fue un éxito, según sus médicos, pero desde entonces el aspecto del monarca sigue sin mejorar», informaba el diario «Público».

 

Con moratones y tiritas tras una caída

Con moratones y tiritas tras una caída

Y en efecto, desde aquella fecha, rara es la semana en que el rey no sorprende a sus subditos españoles con un tropezón o un lapsus durante sus actos oficiales o sus espontáneas salidas de protocolo. «Son los típicos achaques de la edad, no hay que darle más importancia«, señalan en Zarzuela a los que se atreven a preguntarles. Pero entre la «clase política» el resquemor es evidente: saben que si Juan Carlos se muere reinando en la cama será muy difícil que los ciudadanos acepten enmudecidos la cesión de poder a su hijo. «Algunos partidos plantearán un cambio de régimen y sería mejor hacer ahora la gran reforma en vida», sugieren los monárquicos continuistas.

Piel rojiza y dilatación de los capilares de la cara. Nadie se atreve a decir qué evidencia este síntoma

Piel rojiza y dilatación de los capilares de la cara. Nadie se atreve a decir qué evidencia este síntoma

Ellos saben a ciencia cierta que con las redes sociales e internet se hace más difícil aplacar la ira de los contribuyentes contra sus gobernantes, que no logran amainar el colapso económico, laboral y social en el que han metido a España. Pero en última instancia, lo fian todo a su predecente anterior: «También cuando murió Franco creíamos que España saldría a la calle. Y sí, lo hizo, pero para hacer cola ante su féretro en el Palacio de Oriente», recuerda un catedrático de Historia desafecto con el régimen. Sin embargo, han pasado casi 40 años desde aquel suceso y la sociedad española ya no es la que era en materia de derechos, deberes y libertades. Y esa es la zozobra que embarga hoy a la partitocracia que mira con recelo las elecciones europeas, municipales, autonómicas y generales que se producirán sucesivamente entre 2014 y 2015. La última oportunidad para desembarazarse de ellos y exigir responsabilidades.

Encuesta:

Aunque no existe información oficial y fidedigna, con las noticias y datos disponibles ¿como cree que es la salud del rey?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
El rey, sujetado por la cúpula militar tras una caída

El rey, sujetado por la cúpula militar tras una caída

Otras fuentes:

Los últimos «lapsus» y «traspiés» de Juan Carlos de Borbón:

El último tropezón del rey

Preocupación por la salud del rey

Nuevo lapsus del rey

El traspié en la visita al Estado Mayor de la Defensa

Traspié en el acto del Círculo de Economía de Barcelona

Vídeos:

«No seas cabrón», le dice un militar al cámara que inmortalizaba la caída del rey

[youtube id=»wgGmvJD_FKY»]

El traspié en el aeropuerto de Málaga

[youtube id=»PuRmW7OEGrE»]

Vídeo con el último lapsus del rey, con el pueblo rugiendo en la calle como sonido de fondo

[youtube id=»7A1mMrm9z3c»]

Este lapsus es diferente: hace cuatro años ante el escritor Juan Marsé: se aprecia el empeoramiento de salud o simplemente el envejecimiento

[youtube id=»9M9-wJFxC60″]


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”