Quantcast

A falta de cifras oficiales, que el Ministerio del Interior o la Delegación del Gobierno en Madrid se han negado siempre a proporcionar, las imágenes de las tres masivas protestas ciudadanas que tuvieron lugar en la Puerta del Sol y la Plaza de Neptuno de Madrid durante el 15-M, 25-S y 23-F igualan y, en algunos casos, superan a las convocadas en la plaza Tahrir de El Cairo (Egipto), la Plaza Taksim de Ankara (Turquía) y la avenida Río Branco de Río de Janeiro (Brasil). Según delatan estas mismas imágenes, la movilización ciudadana de los españoles también iguala a la que tuvo lugar en la Avenida Bourguiba de Túnez y  la producida en la Plaza de la República de Belgrado (Serbia), que provocaron la caída de los regímenes de Ben Alí y Slobodan Milosevic. 

La movilización de los españoles por la aguda crisis económica, el colapso laboral por el exagerado y lacerante nivel de desempleo, la corrupción y la ausencia de democracia en el país no ha sido tan escasa ni tan intermitente como los partidos políticos y sindicatos se han empeñado en propagar. Las manifestaciones y concentraciones que tuvieron lugar en la Puerta del Sol por el pionero 15-M y que tuvieron su continuidad en las convocadas en la Plaza de Neptuno el 25-S y posteriormente este mismo año durante la jornada del 23-F, convocada esta última por el movimiento Marea Ciudadana, igualan o superan a las que se han producido recientemente en Egipto, Turquía y Brasil o anteriormente en Túnez o Belgrado.

Manifestación en la Avenida Río Branco (Río de Janeiro)

Manifestación en la Avenida Río Branco (Río de Janeiro)

A pesar de las numerosas detenciones, multas, brutalidad policial, infiltraciones, apresamientos «preventivos» e incluso encarcelamientos -el «caso Alfon» se ha llegado a denunciar como un ejemplo de arbitrariedad ante asociaciones internacionales-, las movilizaciones se han seguido produciendo en España en un clima evidentemente disuasorio y hostil desde los partidos y sindicatos (ausentes e insolidarios por no poder protagonizarlas) frente a los derechos ciudadanos.

Desde el nacimiento del 15-M en 2011, no se ha condenado a ninguno de los 447 detenidos en Madrid por delitos penales a los que han dado cobertura los abogados Legal Sol. La Justicia «está reconociendo que la mayoría de las detenciones y sanciones son arbitrarias e injustificadas», dicen los letrados. A los 447 ciudadanos detenidos durante las manifestaciones del 15-M hay que añadir otras 300 personas que fueron denunciadas por falta grave durante la protesta del 25-S. A pesar de este hostigamiento hacia la sociedad civil, en la tercera de las convocatorias masivas producida el 23-F de este año, Mareas Ciudadanas logró convocar a más de 1 millón de personas en Madrid y a otros 2 millones en las restantes 80 ciudades españolas que su sumaron a las protestas contra el régimen.

Captura de pantalla 2013-07-05 a la(s) 13.35.17La irregular situación española, que ha sido aireada por numerosos medios de comunicación internacionales y que ha llegado incluso a protagonizar un programa de humor tragicómico en Taiwan, no ha merecido la atención de ni un solo partido político del Congreso de los Diputados o el Senado. En otros períodos de la historia de España, las órdenes políticas de represión policial hacia las manifestaciones ciudadanas provocaban numerosas interpelaciones al Gobierno, comparecencias de ministros o presidentes responsables y hasta comisiones de investigación.

La Asociación Jueces para la Democracia ha distribuido además una nota del portavoz, Joaquim Bosch, sobre las cargas policiales en la manifestación del 25-S y las concentraciones posteriores. JpD no sólo recuerda que el derecho fundamental de manifestación «resulta esencial en una sociedad democrática y plural», sino que avisa al poder político que «cualquier limitación del mismo a través de la fuerza institucional debe practicarse de forma restrictiva y en el sentido más favorable a que pueda ejercerse el derecho fundamental».

El juez Bosch argumenta que con el pretexto de actuar contra unos pocos violentos, la actuación policial se ha practicado reiteradamente con un uso extensivo y desproporcionado de la fuerza institucional, impropio de nuestro sistema de derechos fundamentales, lo cual ha provocado la restricción del derecho de manifestación de miles de ciudadanos que lo estaban ejerciendo de forma pacífica». Además, Bosch reitera cómo a través de los medios de comunicación y de las redes sociales se han podido observar numerosas imágenes en las que las fuerzas de seguridad golpeaban «de forma injustificada a ciudadanos indefensos que se comportaban pacíficamente».

 [youtube=https://www.youtube.com/watch?v=tik05hI2-BQ&feature=player_embedded]

Manifestaciones en Egipto

Manifestaciones en Brasil 

Manifestaciones en Turquía

Lista de periodistas y fotógrafos agredidos, retenidos o detenidos en España por cubrir las últimas manifestaciones ciudadanas.

Amnistía Internacional denuncia el uso excesivo en España de la violencia contra los manifestantes


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”