Quantcast

Esta es la relación secreta de las inversiones aeroportuarias que ocultan el Gobierno y la Oposición y que tapan los partidos en las Cortes para evitar una comisión de investigación que a todos salpicaría:

Cataluña: 3 aeropuertos deficitarios o sin vuelos. Coste: 1600 millones de euros. Los inicia Montilla (PSC, IU, ERC) y los continúa Mas (CiU, ERC). El de Lleida: sin líneas regulares. Coste: 95 millones de euros. Girona (114 millones) y Reus (80 millones), hoy sin vuelos. Ampliación del de Barcelona, quizás la única necesaria pero sin duda con un sobrecoste abultado.

Castilla la Mancha: Gobierno autonómico. José Bono y José María Barreda (PSOE). Tres aeropuertos, a cual más desastroso: Ciudad Real es la atrocidad más salvaje cometida por un ser humano en materia aeroportuaria y no hay un solo procesado ni la más mínima investigación sobre los 1.100 millones de euros que costó sin que despegara un solo avión. Caja Castila la Mancha, quebrada, financió 500 millones junto a Bankia y FCC. Deudas acumuladas, 319 millones de euros. A esta estafa hay que sumar la ampliación del aeropuerto de Albacete (7,5 millones la terminal), sin apenas viajeros.

Comunidad Valenciana. Castellón: no hay vuelos. Lo emprendió la Generalitat de Francisco Camps y Carlos Fabra (PP). Coste: 150 millones. Uno de los ejemplos más sangrantes de una inversión ruinosa con transfondo económico inconfesable. La ampliación del aeropuerto de Valencia fue otro timo y un grave error ya que se inauguró el AVE y a todas luces eso le restaba ocupación. Se amplió de 5 a 9 millones de pasajeros y ahora ha caído drásticamente. Coste: 113 millones. La ampliación del aeropuerto de  Alicante tuvo un coste: 670 millones. Se amplió de 12 a 20 millones de viajeros, pero no ha cumplido las expectativas para tan descomunal inversión.

images

Murcia: Ramón Valcárcel (PP). Coste: 270 millones. Financiaron el Gobierno de Murcia, Caja Murcia y CAM. Aún no se ha abierto por falta de tráfico. Fue una inversión faraónica teniendo al lado el aeropuerto de San Javier, que además también se amplió.

Castilla-León. Juan Vicente Herrera (PP) lleva 12 años en el cargo y pensó que el páramo castellano lo sería menos si tuviese aeropuertos. León (20%), Burgos (10%), Salamanca (10%) y Valladolid (50%) son sus escasas ocupaciones. En total las pérdidas son de 23 millones de euros. El de Burgos costó 45 millones, el de León 80 millones (solo la terminal 29 millones), el de Salamanca 16,8 (ahora solo abre por las mañanas)

Galicia: El ministro Pepiño Blanco tiró hacia el terruño amplió y construyó aeropuertos sin ton ni son quizás con la esperanza de que alguno llevara su nombre; llegó a desvelar que iba a gastar 400 millones de euros en las tres pistas, cifra que se amplió al final a 490 millones en un despilfarro enloquecido. Los inauguró junto a Feijoo (PP), que entonces cantaba sus excelencias y hoy se desdice hasta de sus amistades con un narco con el realizaba viajes de placer. Blanco está procesado por la operación Pokemon y fue un tenaz defensor de las cajas de ahorros gallegas quebradas, que además estafaron con las preferentes. La ocupación es: Santiago (50%), Vigo (25%), A Coruña (50%).

 

images-1

País Vasco: Según el analista Alejandro Nieto, Vitoria, Bilbao, San Sebastián, Pamplona son ciudades separadas por menos de 60 kilómetros y poseen cuatro aeropuertos: «En el resto de Europa lo normal es que los aeropuertos estén a 60 kilómetros del centro de la ciudad. Aquí lo normal es tener cuatro aeropuertos en dicho radio, a pesar de que el realmente útil es el de Bilbao, ya que desde el resto hay muy pocos vuelos». El coste del de Vitoria es de 110 millones pero es uno de los pocos que el Gobierno ha paralizado por falta de actividad. El de San Sebastián (22,7 millones) se ha paralizado, pero entonces todos los partidos apoyaban y que hoy nadie defiende.

Navarra (Pamplona): Otro capricho de Pepiño Blanco. La ampliación costó 44 millones. Menos de la mitad de pasajeros que en 2007, aunque estuvo apoyado por PSN y UPN, en una postura que hace recordar los mayores desmanes del famoso y tristemente célebre Gabriel Urralburu por su falta de transparencia.

Andalucía: La herencia del socialista «Manolo» Chaves, como en el caso del fraude de los ERES, es especialmente sangrante. Y además apoyada y alentada por los Gobiernos centrales de PP y PSOE, que alentaron sus megalomanías. La ocupación es irrisoria en los aeropuertos andaluces que gozaron de más inversión, Almería (27%), costó 84 millones, en Jerez (35%) se invirtieron 80 millones, Granada (31%) planeó 31 millones, y la segunda pista de Málaga (16%): 600 millones de euros.

Unknown-1

Extremadura: La primera inversión se estimó en 12 millones. Hoy es un aeropuerto fantasma. Los socialistas han gobernado esta autonomía 32 años, de los cuales 28 lo fueron por el polémico «califa» Rodríguez Ibarra.

Aragón: La partitocracia en estado puro logró el imposible: el aeropuerto de Huesca, con un 1% de ocupación y 4 pasajeros en 2012. Costó 45 millones de euros en inversión pública y todos los partidos lo apoyaron al unísono, aunque hoy es una de las vergüenzas que les persiguen por su ruinosa operatividad.

La Rioja (Logroño): El aeropuerto riojano logró 48 pasajeros en todo el año 2011. El coste ha sido de 18 millones y se hizo célebre porque Rubalcaba quiso que lo abrieran para él solo con objeto de no pernoctar en la comunidad. Hoy se baraja su cierre, que han pedido los ecologistas por su despilfarro.

 


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”