Quantcast

No veo el día en que termine esta pesadilla que nos ha tocado vivir: 6 millones de parados (que subirán este jueves con la EPA), una ley hipotecaria que desahucia a los más débiles mientras los pisos siguen vacíos, bancos que estafan los ahorros a los ancianos con la connivencia de partidos y sindicatos que hacen oídos sordos. Y hambre. Por primera vez ha llegado el hambre a España desde la postguerra y tienen que ser organizaciones humanitarias como Cáritas o los Bancos de Alimentos los que nutran a la población empobrecida. Ya me llegan casos de conocidos y familiares de clase media acomodada que piden ropa para sus hijos en las ONGs, que piden a hurtadillas alimentos, que recorren a diario las calles sin trabajo, con extrema preocupación, sin esperanza y sin ocupación…

La "familia" socialista no pierde líderes, pero sus hijos y sus abuelos se van...

La «familia» socialista no pierde líderes, pero sus hijos y sus abuelos se van…

Cuando oigo en el Parlamento a la Soraya socialista agitar las sotanas contra el aborto para distraer el hambre ¡que pena me da este partido! Y cuando compruebo que la Clínica Dator lleva años siendo escrachada y guardando silencio ¡que pena me dan los mass media! Que el Gobierno y la Oposición, el Estado, los Sindicatos y los Medios de esta Partitocracia se crucen de brazos ante el drama económico nacional, esta situación de emergencia social nunca vista en el mundo, es algo que evidencia la extrema crueldad de la clase dirigente española.

El PSOE pide ahora suprimir las Diputaciones y el Senado e incluso Rubalcaba ha demandado al Estado que todos los profesores despedidos regresen a sus puestos de trabajo. En cualquier otra circunstancia serían promesas electorales dignas de tener en cuenta, pero han caído tan bajo en el aprecio popular por sus desmanes, han sido tantas las tropelías cometidas y tantos los abusos perpetrados, que el PSOE está donde los ciudadanos dicen que se merece: ya es tercera fuerza política y posiblemente vaya camino de convertirse en el PASOK griego, que solo suscita la simpatía del 5% del electorado (seguramente solo sus nostálgicos ex-cargos públicos). Introduciendo las palabras PSOE y PASOK en Google afloran ¡85.000 entradas! Cuando el río suena…

El sueño de Felipe González y Alfonso Guerra, de Javier Solana y Joaquín Almunia, de Rubalcaba y de Zapatero, junto a los miles y miles de dirigentes que han acuñado moneda durante cuarenta años, se va al garete. Ya pueden los militantes pedirles cuentas: el pueblo les ha dado la espalda y no se la prestará más.


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”