Quantcast

La empresa de sondeos Metroscopia ha elaborado una encuesta sobre los escraches cuyos resultados son concluyentes: el ciudadano tiene derecho a protestar ante el domicilio de sus representantes políticos y quiere que esto sea además un derecho constitucional. Mientras la inmensa mayoría de los medios de comunicación oficiales critican con vehemencia esta postura, que no ha recabado apoyos entre los diputados y senadores, y el Gobierno quiere además criminalizarla, los ciudadanos son tajantes: el 78% considera el escrache «un derecho constitucional».

Unknown

La encuesta ha sido difundida desde el blog de Metroscopia que dirigen José Juan Toharia, José Pablo Ferrándiz, Silvia Bravo, Susana Arbas, y Violeta Assiego. Lo más sorprendente es confirmar que Ada Colau tenía razón: los simpatizantes, votantes y afiliados del PP están a favor de los escraches, concretamente el 68 % entre los votantes del PP.

A pesar de la regañina de Manolo Chaves a los 5 diputados del PSOE que osaron aplaudir a los desahuciados que protestaban en la tribuna de la cámara y al hecho de que Rubalcaba tampoco apoye este modo de protesta, la encuesta desvela que el 85 % de los votantes del PSOE se muestra de acuerdo con la campaña de escraches.

Unknown-1

El sondeo también ha pedido opinión sobre el criterio de los jueces. La asociación Jueces para la Democracia recibe el apoyo del 68% de los ciudadanos por defebder que los escraches constituyen un derecho ciudadano amparado por la libertad de expresión, mientras que solo un 18 % coincide con la Asociación Francisco de Vitoria, que considera que son «coacciones». Otra curiosidad: el 52% de los votantes del PP piensa que el escrache es un «derecho constitucional», seguido del 65% de los votantes de UPyD, el 81% de los del PSOE y el 85% de los de IU. Y es curioso porque ninguno de los cuatro partidos apoyan oficialmente los escraches: Cospedal y Rosa Díez los rechazaron con gruesas palabras, Rubalcaba y Chaves con furia (el andaluz incluso con violencia ante el escaño de una compañera) y Cayo Lara fue expulsado de un desahucio, al que había acudido para hacerse la foto ante la prensa y realizar declaraciones a la televisión.

Unknown-2

Como estarán de desencantados los españoles, que a pesar de que es abrumadora la mayoría que quiere «escrachar», el 65% ya intuye de antemano que la partitocracia se va a unir para sacar adelante un proyecto de ley hipotecaria que siga favoreciendo a los bancos, que pase por alto las clausulas abusivas con letra pequeña y que permita deshauciar en condiciones de extrema pobreza o necesidad, incluso con menores.

 

 

 


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”