Quantcast

Me he tropezado con un diputado del PP “escrachado”. Ahora se les ve llorando por las esquinas. Están tan alejados de la calle que piensan que el escrache lo mueve el PSOE, La Sexta o El País. Ilusos. Ojalá fuera cierto para ellos. Lo cierto es que los socialistas no pueden pisar la calle. Los abuchean y les increpan en los restaurantes y en los aeropuertos, en las manifestaciones y en los deshacios. Ya le ha pasado a López Aguilar, a la Talegón, y el último ha sido Diego López Garrido, al que una señora le afeó que viajara en Business class cuando asistía a una reunión de la OTAN. Porque los antiguos de Izquierda Unida se aferran al socialismo con la fe del converso. Santiago Carrillo murió aferrado a la cruz, a la bandera de España y al rey Juan Carlos, según confesó en sus memorias. Ver para creer.

Beatriz Rguez Salmones ya no es diputada anónima

Beatriz Rguez Salmones ya no es diputada anónima

Belén Bajo, una desconocida diputada a la que ahora conocen el barrio que teóricamente representa

Belén Bajo, una desconocida diputada a la que ahora conocen el barrio que teóricamente representa

No daré su nombre, pero el diputado del PP, con ascensión meteórica desde Génova 13, donde era empleado de tercera categoría y hoy le llaman su señoría, está muy afectado. “Nadie sabía donde vivía, podía ir a los bares, criticar a los míos, nadie me conocía. Hoy me han empapelado la casa, hasta el portero sabe a qué me dedico, no digamos los vecinos. Los desahuciados habrán perdido su casa, pero yo he perdido mi intimidad y eso no se lo perdono”.

Nuestra “democracia” se ha degradado tanto que el diputado electo por los aparatos de los partidos considera un derecho su anonimato. De ahí el “No nos representan” que se agita en la calle. En Europa, los diputados de distrito son conocidos por sus electores, que saben donde viven, a que se dedican, cuanto ganan y en qué se lo gastan. Y ustedes que prefieren ¿una casa, un trabajo o su intimidad? No pisan la calle y no saben qué tragedia está viviendo este país con su 26% de paro, que además nos dicen que se prolongará 3 años más (al menos): 2013, 2014 y 2015 (aquí solo bajará 2 décimas). Del 2016 no hablan, de momento.

Para los que viven en Madrid, les reto a que comprueben si conocen a quienes les “representan”. ¿Se hacen eco de sus problemas? (El ejercicio puede repetirse en todas las provincias y ampliarse a diputados provinciales (Diputaciones), concejales (Ayuntamientos), eurodiputados y diputados autonómicos).

PP: 1. Mariano Rajoy, 2. Soraya Sáenz de Santamaría, 3. Ana Mato, 4. Alberto Ruiz-Gallardón, 5. Miguel Arias Cañete, 6. Santiago Cervera, 7. Juan Carlos Vera, 8. Ignacio Astarloa, 9. Beatriz Rodríguez-Salmones, 10. Cayetana Álvarez de Toledo, 11. Francisco José Villar, 12. Teófilo de Luis, 13. María Teresa de Lara, 14. Carlos Aragonés, 15. Eva Durán, 16. Gabriel Elorriaga, 17. Carmen Álvarez Arenas, 18. Mario Mingo, 19. Belén Bajo. 

PSOE: 1. Alfredo Pérez Rubalcaba, 2. Elena Valenciano, 3. Valeriano Gómez, 4. Cristina Narbona, 5. Rafael Simancas, 6. Antonio Hernando, 7. Delia Blanco, 8. José Enrique Serrano, 9. Diego López Garrido, 10. Ángeles Álvarez. 

UPyD: 1. Rosa Díez, 2. Carlos Martínez, 3. Álvaro Anchuelo, 4. Irene Lozano.

IU: 1. Cayo Lara, 2. Ascensión de las Heras, 3. María Caridad García. Los senadores son Pío García Escudero, Alejandro Muñoz-Alonso y María Rosa Vindel por parte del PP y Enrique Cascallana por parte de los socialistas.

Fuera de Madrid he computado los siguientes escarches: Santiago Lanzuela (Teruel), Antonio Román (Guadalajara), José Cruz Pérez Lapazarán (Navarra). Les animo a ampliar esta lista con nuestros ilustres anónimos. También se ha propuesto comenzar a escrachar a los banqueros de las preferentes, aunque ahí llevan ventaja: engañaron “preferentemente” a ancianos a quienes les cuesta más moverse y movilizarse. Por desgracia, los sindicatos y los partidos no les secundan. El consejo de Bankia estaba plagado de altos cargos de PP, PSOE, IU, CC.OO y UGT: Moral Santín (IU), Virgilio Zapatero (PSOE), etc… Y la guinda: Antonio Gutiérrez en la Fundación. Sí, el ex líder de CC.OO.

 

 


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”