Quantcast

No tienen vergüenza ni moralidad alguna, sólo piensan en el dinero que arramblan a final de mes y en colocar a sus familiares: un ciudadano ha conseguido acreditar que 926 cuadros han desaparecido del Museo del Prado y que la denuncia del expolio de la colección del Duque de Hernani, compuesta por 681 obras, también es real. Y tanto el Tribunal de Cuentas como la Comisión Mixta (Congreso-Senado) que recibe sus informes, hicieron oídos sordos a las denuncias y evitaron su investigación.

303_10

Ricardo Tarno (PP)

Ricardo Tarno (PP)

El ciudadano recuerda que el Tribunal de Cuentas cuesta 60 millones de euros anuales, posee 800 funcionarios (además de los políticos que lo dirigen) y externaliza sus trabajos «más duros». Su inoperancia e inutilidad es suntuosa y la desaparición de los cuadros ya es de película de terror porque aflora en que manos hemos caído.

La comisión en el Parlamento la preside un diputado del PP, pero se ha repartido con el PSOE las vicepresidencia y las secretarías, y posee portavoces de todos los partidos, la célebre partitocracia o «casta»: UPyD (Anchuelo), CiU (Páramo), PNV (Bildarratz), IU (Sixto Iglesias) y UPN (Armendáriz). El portavoz socialista es Cipria Císcar, que llegó a ser alto cargo del PSOE nacional y ahora vegeta en este «cementerio de elefantes» que preside el alcalde sevillano de Mairena de Aljarafe (urbanizaciones de lujo), sin experiencia contable alguna, llamado Ricardo Tarno (PP). Esta comisión es una bicoca parlamentaria, porque es la que menos veces se reúne al año, aunque los sueldos sean los mismos para sus portavoces y miembros de la mesa que el resto de las comisiones legislativas con mayor actividad.

Como será el sueldo del presidente de esta comisión parlamentaria, que ha declarado que no cobra como alcalde y solo recibe dinero por «dietas». Es consejero de una agencia de viajes que solo se reune 2 veces al año y de la que también solo cobra dietas, pero tiene una empresa municipal (SODEFESA) que también preside y de la que repite que «solo» cobra dietas, pero que de la que ha prometido desvincularse «en el menor tiempo posible». Pero pese a todas estas proclamadas renuncias que constan en su Registro de Intereses, posee dos casas (en Sevilla y Santander) y ha pedido tres créditos hipotecarios por valor de más de 250.000 euros, y además tiene en sus cuentas corrientes 30.000 euros.


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”