Quantcast

Creo que las elecciones europeas, aunque hasta ahora no han servido para nada más que alimentar los egos (y los bolsillos) de políticos sin escrúpulos que viajan en primera clase y cobran 15.000 euros mensuales de nuestros impuestos, esta vez van a ser distintas. A poco que la abstención, que ya es masiva y primera fuerza política en Cataluña, País Vasco y Galicia, suba un poco más y se cuelen en la escena los partidos X (Piratas, Escraches, Desahuciados, Mareas…) más los políticos que proceden del propio sistema y están asqueados (Anguita, Revilla, Vestringe, Trevijano, Rahola, etc…), el resultado puede ser demoledor para la partitocracia.

imagesimages-2

La circunscripción única para las elecciones al Parlamento europeo favorecerá las candidaturas nuevas. Apenas 250.000 votos proporcionan un eurodiputado y 400.000 un total de tres. No hay que ser el mago Merlín para vaticinar que la fragmentación política va a ser curiosa. Y aunque lo ideal sería que la alternativa al régimen se uniera en una sola candidatura como hizo Italia con el M5 Estrellas de Beppe Grillo, aquí intuyo que somos más de Fuenteovejuna. Esa dispersión es lo que favorece la hegemonía partitocrática. Y la división, aún más.

Si el escenario se produce a escala europea (la sociedad civil está mucho mejor organizada y es más práctica y altruista en nuestro entorno) entonces el proyecto de la UE puede dibujarse con Estrasburgo como territorio hostil a Bruselas. Un escenario curioso, sí. Y un aviso de que al año siguiente, al menos en España (ignoro los calendarios electorales de los demás países) a algunos puede entrarle un vértigo desconocido combinado con úlcera de estómago y dolor de muelas agudo. Es lo que tiene el voto, claro. Y en esto, las europeas van a ser un termómetro demoledor.


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:
Lector ocasional (1€) Lector asiduo (2€)
Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”