Quantcast

18 MILLONES DE PERSONAJES ESPAÑOLES EN BUSCA DE AUTOR, PERO NO SALE EL PIRANDELLO ESPAÑOL

Bruselas sabe que en junio de 2014 habrá elecciones europeas y que en mayo de 2015 autonómicas y municipales. Si hoy, según las encuestas, la partitocracia todavía convence al 50% de los electores (18 millones de españoles), eso significa que hay otros 18 millones de personajes en busca de autor, pero nos falta un Pirandello. Italia lo encontró en Beppe Grillo, Grecia en su Syriza, Portugal se aferra a la nostalgia de los claveles y  España solo recurre en cuando a las Mareas. Dentro de un año habrá que sopesar esa balanza, con la palada de otro medio millón de personas más en paro.

 

images

 

La clase dirigente española es sobre todo inepta y torpe, además de aprovechada. En Europa no se explican como el río de oro de 50 millones de turistas anuales no es la panacea. Hasta la compañía Iberia la quebraron por el descontrol del robo y desmanes masivos cuando una compañía aérea debería ser ejemplar y millonaria en un país turístico.

Los organismos independientes que han auscultado a España coinciden: falla el modelo de Estado, con cinco administraciones superpuestas, entre ellas las inservibles autonomías. Falla el modelo económico, con una administración pública que estrangula el emprendimiento y el crecimiento. Fallan los mecanismos de control, sin división de poderes ni prensa independiente. Falla la educación, con una corrupción universitaria endémica que ha ahogado el mérito en favor del enchufe. Falla la clase política y la monarquía corrupta, con sindicatos y partidos dependientes del Estado.

Si Bruselas y Merkel coinciden en que 2014 tampoco será el año de España eso significa que a menos que Rajoy logre como Franco que 2 millones de españoles se vayan y contribuyan con sus remesas a la economía, no funcionará el engranaje. Pero en los años 60 éramos 30 millones y ahora somos 47, luego se necesitan 3 millones de emigrantes para equilibrar la proporción. De momento se han ido 300.000 jóvenes, pero son insuficientes.

Aplazar la salida de la crisis a 2015 significa que si los españoles no saben democracia, tendrán que aprenderla por su cuenta. Los políticos no se lo van a enseñar. La primera regla es que las libertades no se conceden, se conquistan. La segunda es que los partidos y sindicatos del Estado son enemigos de la sociedad civil. La tercera es que sin división de poderes la corrupción será endémica. Nos dijeron que éramos como Inglaterra, Francia, Estados Unidos o Alemania a la muerte de Franco y con el creciente nivel de vida nos lo creímos. Y ahora, contra el viento, el poder se aprovecha de nuestras ignorancias, miedos y divisiones, que son fomentadas desde arriba. Toca al tercio laocrático de la sociedad rebelarse y aprovechar las nuevas tecnologías para desmontar parte del sistema, introducirse en él y desguazarlo. Y Bruselas, con Merkel a la cabeza, se resignan (¡que remedio!).

 


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:







Lector ocasional (1€)Lector asiduo (2€)



Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *