SEMANA BLANCA EN EL PARLAMENTO

Acaba de concluir la semana parlamentaria. Mientras el resto de los ciudadanos trabaja –el que puede– busca empleo –el INEM es hoy un foco de nepotismo sindical y burocrático totalmente ineficaz para cumplir su función– rebusca entre las basuras de papeleras y contenedores o pide limosna, existe un grupo privilegiado de 350 diputados y 265 senadores que dicen que nos representan estando de vacaciones. Hay muchos más a su alrededor (entre ministerios y demás funcionarios del “Estado”) pero voy a fijarme de momento en estos.

El Cogreso de los Diputados, vacío

El Cogreso de los Diputados, vacío

La “semana blanca” le llaman: una vez al mes, se toman una semana de vacaciones y así solo trabajan 3 de las 4 que tiene la hoja mensual del calendario para compensar así sus escasas “indemnizaciones”. Porque no sé si saben que los diputados y senadores españoles se quejan de que les pagan poco. No importa que el subsidio de desempleo sea de 400 euros mensuales y la Seguridad Social amenace con rebajarlo a la mitad cuando llevas seis meses cobrándolo (con tus cotizaciones que previamente te han detraído, si es que la empresa en la que trabajaste lo hizo). A ellos sus 5000 euros mensuales brutos gracias a sus numerosos pluses y especies (los eurodiputados cobran 15.000 mensuales) les parecen escasos y se resisten a llamarlo sueldo. Ellos alegan que por pudor. Prefieren denominarlo “indemnización” porque el pueblo, que les paga, debe “indemnizarlos” por la pérdida de tiempo que supone atender sus problemas, ya que no son “profesionales”. Y eso que antes de la política la mayoría nunca ha trabajado en nada y apenas son conocidos en sus supuestas circunscripciones (en España no hay distritos), hagan la prueba en la calle para ver quienes los reconocen. Un eufemismo convertido en burla y sarcasmo y quizás solo por ello tengan utilidad los “escraches”: al fin sabremos donde viven los diputados que supuestamente elegimos y dicen que nos representan y que clase de vida llevan a costa nuestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.