Quantcast

Anguita, Vestringe y Revilla: los únicos políticos a los que se les cae la cara de vergüenza, los otros ya ni pueden salir a la calle

Mientras la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados se reunía el pasado martes 2 abril a puerta cerrada para echar abajo la propuesta legislativa de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) suscrita por millón y medio de ciudadanos, una pequeña manifestación de cincuenta ancianos tenía lugar a 300 metros de la Cámara Baja, en la calle Alcalá, junto a la Puerta del Sol: clamaban ante una oficina de Caja Madrid (Bankia) y la sede de la consejería de Economía de la Comunidad de Madrid para que la banca les devolviera sus ahorros estafados con las preferentes.

ImagenLos transeúntes, sobre todo turistas, miraban anonadados mientras los pensionistas hacían sonar silbatos rodeados de policías, muchos de los cuales mostraban rostros compungidos y trataban de contener la ira de los ancianos, con los que sin duda simpatizaban. Ni un solo político o sindicalista se interesó por ellos, ni un solo joven, ni un solo colectivo ciudadano: eran cincuenta viejos y viejas que gritaban al unísono: “PSOE, PP, la misma mierda es”. Ello ha llevado al ex presidente cántaro y ex político del PRC, Miguel Angel Revilla (70 años), a declarar con vergüenza que “el 80% de los afectados tiene más de 80 años, ¿ya es casualidad no?. Fueron a buscar personas con poca capacidad de entendimiento”. Revilla ha denunciado que “está muriendo más gente por el drama de las preferentes que por los desahucios. Los están matando a disgustos” y mostró en un plató de La Sexta uno de los documentos bancarios sobre las preferentes. La letra del impreso es minúscula e ininteligible. Además, ha aconsejado a los afectados que no firmen el canje de preferentes por acciones. “El Gobierno de España debe convertirse en afectado de esta estafa. Esto no puede quedar impune” .

ImagenAnguita acusó a los que se escandalizan por los escraches de “hipócritas” porque nada dicen de que el escrache del “cobrador del frac” sobre los morosos sí sea legal. Y añadió que “viven de la mentira” los que se escandalizan del escrache pero no se escandalizan por quienes echan de su casa: “En el sueldo del diputado está atenerse a lo que hace”. Y defendió a la PAH en Córdoba TV: “No les pidamos buenas maneras, cuando los otros sí tienen buenas maneras, pero realizan hechos delictivos”. También dijo que eran “hipócritas” los que se escandalizaban con el gesto de Sánchez Gordillo al llevarse carritos de comida de supermercados pero no les escandaliza “que haya personas que buscan la comida entre las sobras de esos mismos supermercados”. Según Cáritas, 11,5 millones de españoles están en riesgo de exclusión social, y los datos reflejan que en España ha regresado el hambre de la postguerra:  60.000 familias viven con menos de 8.000 euros año. Según un estudio de la Caixa son aproximadamente 30.000 familias españolas las que pasan hambre y afecta a 60.000 niños.

ImagenJorge Vestringe también defiende el escrache: “La gente que acude es pacífica, está indignada, y sólo ladran. Los argumentos en contra de los escraches dicen que esto no puede ser porque ocurren en las viviendas privadas. Bueno, los desahucios también ocurren en las viviendas privadas, y allí van a desahuciarles. La gente está indignada, sólo quieren que se les escuche, no piden más, y los políticos por lo menos podrían hacerlo. Pero si no lo hacen, si tratas a la gente como a perros, al final pueden acabar mordiendo.  Ada Colau es una gran mujer, con un gran valor, y ojalá los políticos le llegasen sólo a la pantorrilla. Están tan alejados del país real que no se dan cuenta de que hasta los suyos apoyan estos actos. En el escrache en la casa de Sáenz de Santamaría había gente de derechas, personas que votaron al PP en las últimas elecciones, y hasta vecinos de la vicepresidenta. Creo que podría funcionar. Por ejemplo, la dación en pago en EE UU funciona. Pero el PP la va a desnaturalizar. La ILP pide la dación en pago, y ellos ya han dicho que de eso nada. Harán unos retoques, como rebajar los intereses de demora, que ya habían alcanzado el 29%, lo que es un auténtico escándalo. La sentencia de Estrasburgo dice que la ley hipotecaria es ilegal, por lo que habría que reparar a aquellos que hayan sido desahuciados, aunque sea de forma retroactiva, ya sea con una vivienda o una indemnización. Con 3 millones de viviendas vacías, muchas de los bancos, no es posible que haya gente en la calle. En Francia, alguien que está en la calle va a reclamar a un ayuntamiento, y éste requisa una vivienda vacía; y en el caso de que no haya, lo que se requisa es una habitación vacía de hotel. Ya que los bancos no logran vender, dado que la gente no está por la labor de comprar, una utilidad que se les podría dar a esas casas sin ocupantes podría ser ésta”, declaró a 20 Minutos.

 


Si quiere contribuir a que el Espía en el Congreso pueda seguir publicando artículos como este, puede hacer su donación de alguna de estas formas:







Lector ocasional (1€)Lector asiduo (2€)



Lector comprometido (ilimitado)

Como gratitud a su gesto, le enviaremos el libro digital “La casta”

One Response to Anguita, Vestringe y Revilla: los únicos políticos a los que se les cae la cara de vergüenza, los otros ya ni pueden salir a la calle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *