Rajoy y sus negros literarios: lee a Llull, Bataillon y Riquer

Asegura haber “releído” varias obras de Cervantes junto con la Celestina

Rajoy presume de leer a los clásicos

Rajoy presume de leer a los clásicos

Ha escrito citando a Riquer, Mayans, Petrarca, Séneca, Juan de Mena, Rodrigo de Costa, Diego de San Pedro, José Jiménez Lozano, Juan Marsé, Ortega y por supuesto ha leído a Cervantes y La Celestina. Y también conoce a Bataillon, Ramón Llull y Bocaccio. Él mismo se incluye entre los estudiosos de la literatura y se cita. Ahora tiene mucho tiempo para leer y quién se expresa con tal destreza poética no es ni más ni menos que Mariano Rajoy Brey, registrador de la propiedad y confeso lector público del “Marca”. Pero esto último lo hace solo para ganar votos: en la intimidad le gustan los clásicos, paladea la exquisitez literaria del siglo de oro y disfruta con los eruditos. Si leemos los prólogos de Rajoy, los cuales ya son imborrables gracias a internet, llegamos a la conclusión de que tras esa descuidada barba anida un futuro Nobel de Literatura. O también en esto oculta una pasión secreta por la lectura o el presidente del Gobierno en funciones tiene “negros” literarios –con este racista apelativo se conoce en la jerga editorial– a su servicio.

1276715725_0En su prólogo al libro “El Jardín de Melibea”, que dio soporte escrito a la exposición del mismo nombre sobre La Celestina, Mariano Rajoy cree que el libro “supone la ruptura con el pasado medieval” y “desvela un momento histórico de transformación de valores e ideas con la aparición de nuevas clases sociales y formas de vida urbana”, así como de “renovación en la relación del hombre con la naturaleza”. Tan aguda visión del siglo XV parece impropia de quien tan mal percibe el siglo XXI. Sobre todo en personaje –Rajoy– tan cultivado: “cierto es que bebe de Petrarca y de Bocaccio, pero también de las comedias latinas, de Séneca, de la literatura castellana de Rodrigo de Costa, de Juan de Mena o de Diego de San Pedro con su “Cárcel de Amor”. Tanto por sus elementos estilísticos como conceptuales “La Celestina” es una de las piezas de mayor riqueza y complejidad de la literatura universal”, escribe el político gallego. Y añade que al leer el libro “vemos aparecer con nitidez, usando como fondo el huerto o jardín de Melibea, pasiones e impulsos vitales del hombre, la tentación, el deseo, la pasión, la lujuria, la avaricia y la muerte”. Y por ello cree que Calisto y Melibea acercan “a la experiencia de nuestra vida cotidiana, invitándonos a entrar en la trama sugerente de su acción”.

Rajoy-leyendo-un-documento-en-el-G-20-Foto-MoncloaA Rajoy le pasa lo mismo cuando lee a Cervantes: “los españoles -y no sólo los españoles- hemos buscado la lectura de Cervantes, y muy especialmente del ‘Quijote’, más adecuada a las inquietudes y esperanzas de cada época”. ¿Cuales? Él mismo responde: “el genio de Cervantes nos invita a mirar con gratitud la aportación española a las grandes obras del espíritu, tampoco deja de afirmar una idea de la riqueza de lo hispánico imposible de olvidar en un año en que celebramos asimismo a uno de nuestros mayores escritores en catalán: Ramon Llull”. Y es que, para Rajoy, “todos estamos familiarizados con Cervantes y sus ficciones. Sus personajes y sus expresiones perviven en nuestro día a día, en nuestra conversación habitual”. ¿Imaginaban a Rajoy hablando solo de las hazañas de Alberto Contador o de los goles de Cristiano Ronaldo? Terrible prejuicio: él suele adornar sus conversaciones con frases y sentencias de Persiles, Sigismunda, Rinconete o Vidriera.

1258380216_0Mariano Rajoy explica en un artículo publicado en un diario digital del régimen que “la obra cervantina ha alimentado de modo extraordinario distintas tradiciones de literatura y pensamiento, de la británica a la rusa, cuyos artífices siempre supieron apreciar la «secreta lección de libertad y humanidad» que, como escribe el hispanista Bataillon, se encuentra en las páginas del más universal de los escritores de España”. Rajoy ha leído a Bataillon y lo sabe bien, aunque no cita su libro “Cervantes y el barroco”. Y hace bien, porque no es ahí donde se encuentra la cita, sino en su más desconocido “Erasmo y España. Estudios sobre la historia espiritual del siglo XVI”, volumen de Marcel Bataillon que fue editado en Mexico. Los secretos de la biblioteca de Rajoy son insondables y sus plúteos albergan al menos esta obra sobre Erasmo de Rotterdam.

20787_rajoy_leeLas predilecciones literarias de Rajoy no acaban ahí: “el llamado «príncipe de los ingenios» no sólo nos da motivos para pensar en esa «provincia entera de la cultura humana» que, según afirmó el premio Cervantes José Jiménez Lozano, es la cultura en español. Ni su grandeza se agota en haber sido, como escribió otro premiado, Juan Marsé, «germen y fundamento de la ficción moderna» en todo el mundo. Cervantes es también figura clave en el diálogo de nuestro país consigo mismo. Su lectura, a lo largo de los siglos, ha contribuido –si se me permite citar mis propias palabras en un reciente acto en el Museo del Prado- a hacer de la nuestra «una sociedad más libre, más crítica y con menos prejuicios». No cabe duda: esta autocita ha sido una traición a la modestia de tan agudo lector y estudioso, pues a Lozano y Marsé le siguen “la larga tradición de crítica, comentario y recreación de la obra cervantina que ha constituido por sí misma uno de nuestros más nobles empeños intelectuales y artísticos, de Saura a Picasso y de Ortega a los trabajos de la Real Academia, entre otras instituciones”.

2012-12-02_IMG_2012-11-25_00.05.52__rajoy-elige-faro-como-periodico-gallego-referencia1Es difícil encontrar a españoles que confiesen no haber leído el Quijote a pesar de que su lectura hoy, careciendo de ejemplares divulgativos o que actualicen la lengua española del siglo de oro, lo haga tarea compleja y paciente más digna de especialistas. Esta impostura general no va con Rajoy, que presume no solo de lectura, sino de “relectura de la obra cervantina” que tiene “no poco de gran construcción hispánica, del mismo modo que ya en el ‘Quijote’, las ‘Novelas ejemplares’ o los ‘Entremeses’ vemos la pluma de un escritor capaz de comprender y alabar las distintas modulaciones de nuestra cultura española. Así, tan amante Cervantes de Barcelona, no extraña que uno de sus mejores estudiosos haya sido el barcelonés Martín de Riquer. Ni sorprende que, dada su devoción al ‘Tirant lo Blanch’, el valenciano Mayans y Siscar compusiera la primera vida cervantina. Igualmente, tampoco nos puede llamar la atención que Miguel de Unamuno, quizá el más quijotesco de nuestros intelectuales, dedicara páginas y páginas a la obra magna de quien «tuvo siempre en tan aventajado predicamento a los vizcaínos» como él”.

2012-11-21_IMG_2012-11-21_13-29-43_rajoyfaroCervantes, por tanto, se muestra no sólo como gran catalizador de nuestra cultura común, sino también a modo de ideal y espejo en que mirarnos a la hora de entender nuestro país y dar continuidad a su cultura. Una labor que, al modo cervantino, todos -comenzando por los políticos- debemos proseguir desde el diálogo y el espíritu constructivo”. Esa lectura y relectura de las obras de Cervantes –y no solo el Quijote–, sino de sus estudiosos Riquer, Mayans y Unamuno, casa poco con el desprecio con el que obsequia al género que tanto gusto y deleite secreto le produce: «Por más literatura que hagan los firmantes del acuerdo o por más imaginación que le quieran echar, la aritmética es tozuda y en España sólo hay dos opciones: o un gobierno de exclusión contra el PP o un gobierno de consenso que es el que propone el PP». Presidido por él, claro está, que para ello es el más leído, culto y profundo de los políticos españoles en la actualidad.

4 Responses to Rajoy y sus negros literarios: lee a Llull, Bataillon y Riquer

  1. cada día nos sorprende más este individuo….sabe leer y todo…pensaba que lo suyo eran los shudokush verbalesh…
    https://www.youtube.com/watch?v=hwnsD4TXwMw

  2. ,,,,,Y El Marca….asi no va….(que debe ser lo unico que lee y por que tienen “santos”….

  3. Pero a pesar de leer el Marca, continua siendo persona “non grata”
    Y cuando se retire y vuelva a ser registrador de la Propiedad, que lea “Me he hecho rico siendo presidente del gobierno y registrador al mismo tiempo, pero no me he enterado de nada” (de autor desconocido)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.