Sánchez merece el suspenso pero España necesita cambio

Pablo Iglesias y Albert Rivera, brillantes y Rajoy en su línea inmovilista

Cuatro opciones para la investidura

España ha dejado de ser… bipartidista

Persuasivo en las formas y decepcionante en los hechos. Lo de siempre. Pedro Sánchez ni siquiera se dignó a sentarse con Pablo Iglesias y todo el mundo lo ha visto pero Podemos yerra si cree que otras elecciones le darán más apoyos: se quedaría más o menos como está -sería terrible que bajara algo– pero debe mirar a IU porque podría correr el riesgo de que en el futuro más lejano veamos a Pablo Iglesias e Iñigo Errejón en el Grupo Mixto ocupando los lugares de Alberto Garzón y Sol Sánchez a causa de la ceguera del dogmatismo. “Si hay nuevas elecciones, la ciudadanía tendrá nuevas responsabilidades. No es verdad que sólo tengan tarea los partidos”, argumenta Juan Carlos Monedero en el último de sus luminosos artículos, que mira muy agudamente el futuro pero ignora el pasado, cuando el presente es una mezcla de ambos. Aunque lo haga –en un claro ejemplo de transversalidad– en un diario liberal como Elconfidencial.com. Y dada la mala experiencia sufrida por Rajoy en esta investidura, ¿podría moverse tras el doble suspenso de Sánchez y dar paso a la Operación Menina? La próxima semana lo sabremos porque es cuando comienzan las negociaciones de verdad para los próximos 2 meses.

perfil05¿Por qué la izquierda parlamentaria pasó de 2 millones de votos y 23 escaños con Santiago Carrillo a 1 millón y 2 escaños con Alberto Garzón? Cuarenta años de impenitente dogmatismo atomizaron su voto y enclaustraron a sus dirigentes. Se habla mucho de la corrupción de PP y PSOE, y mucho menos de la de IU y CC.00. Ni de su endogamia, que los ha llevado a la ruina. “Hay cuatro ingredientes que han salido de las urnas que sólo suman doblándoles el brazo a la aritmética y a la gramática. Por un lado, la emergencia de lo nuevo, heredero del 15-M y del agotamiento del régimen del 78, que reclama regeneración política, el fin de la corrupción, unos nuevos representantes y políticas públicas que generen empleo y garanticen el estado social. Por otro están los de las adhesiones inquebrantables, esa gente que nieve, truene o caigan chuzos de punta van a acompañar a sus dirigentes a la puerta de la cárcel o van a gritarle a sus alcaldes a la puerta del Juzgado, donde acaban de declarar como imputados/investigados”, apunta con clarividencia Monedero. Vistas así las cosas, los primeros habrían ganado 281 a 69. O cuando menos 213 (PP-PSOE) frente a 137, contando entre estos últimos a sus denostados Ciudadanos. En efecto, ni a la aritmética ni a la gramática se le puede torcer el brazo.

Miguel-Blesa-declarar-Audiencia-Nacional_73252813_81540_1706x1280Las cosas son más sencillas, pero tienes que convencer con la voluntad: en lo económico, cambiar el modelo macroeconómico favoreciendo la inversión pública, apostar por un empleo estable y de calidad, liderar una respuesta del sur de Europa a las políticas de austeridad que vienen de Berlín, y un marco fiscal donde los que más tienen paguen en virtud de lo mucho que tienen. En lo político, lucha contra la corrupción, revisión real de los contratos públicos firmados por el PP –una sangría para el erario público- y colaboración de los partidos en la persecución de los delitos, exigencia de que se devuelva el dinero robado, nueva ley electoral y procedimientos de consulta ciudadana que reviertan la delegación de la política y confíen en la participación de la gente en la vida social y política”, apunta Monedero con la lucidez que le caracteriza. El diagnóstico es certero y sobre esas 10 medidas casi imprescindibles debe pivotar la negociación Podemos-PSOE a partir del lunes. Nosotros añadiríamos la nº 11: modificar la visibilidad de la cámara baja para darle a Podemos los escaños que le corresponden a la izquierda del PSOE y no en su mayor parte en el gallinero.

0_jps2fuppPero los árboles de esas 11 medidas, que van a dar las hechuras de la formación morada en esta legislatura que los inmovilistas se empeñan en abortar, pasan por un bosque nítido para los españoles: Rajoy debe ser sustituido y el PP pasar a la Oposición. Han sido cuatro años muy largos y no todos tienen un sueldo público para aguantar otros cuatro en la más absoluta indigencia y desprotección. O el cambio avanza, aunque comience solo por unos milímetros y con el arbitraje de los déspotas ilustrados, o las cañas se tornarán lanzas por hastío y desesperación. Lo hemos visto demasiadas veces para no alertar de los peligros de una repetición electoral que –en esto todos coinciden– apenas variaría los resultados y solo encanallaría más a la población contra los políticos o la llevaría al desencanto tras los extraordinarios resultados conseguidos el 20-D por las fuerzas del cambio. Y es que no hay precedentes del derribo de una mayoría absoluta en solo 4 años gracias a las gigantescas movilizaciones ciudadanas que desbordaron a los primeros héroes del 15-M. Y a que algunos periodistas -por qué no decirlo- se jugaron el pescuezo denunciando la corrupción, incluida la de la Monarquía, entre otros temas hasta entonces tabúes para los medios. España, por fortuna, es mucho más grande que la Puerta del Sol, como ocurrió el ya histórico 31-M o antes el 25-S.

0_35mfi26uLa ciudadanía ha dado un paso hacia lo que será un nuevo sistema de partidos en España. Pero solo ha sido eso: un primer paso. Han aparecido grietas, pero aún queda mucho muro. Los que sostienen el viejo andamio juegan a encontrarse. Claro. Les va la supervivencia en ello”, dice Monedero y no le falta razón. ¿Creía que no iban a defenderse del empuje de la libertad colectiva? El dilema es si aprovechar ahora las grietas desde dentro o repetir los comicios con un posible –o no– cambio de cartel electoral en el PP. Ninguno de los dos escenarios beneficiaría a las fuerzas del cambio. Porque Monedero dibuja muy bien lo que ocurrió tras 4 largos y duros años de protesta en las calles y en las redes, con una prensa oficial muy hostil y una recesión económica de caballo, un paro descomunal y un exilio laboral atroz. Si ahora se vislumbra un ligerísimo atisbo de luz, precaria y mendicante, todo hace pensar que la fuerza del cambio disminuirá progresivamente y mucha gente agachará la cabeza. No debemos culparles: se vive muy cómodo en la élite del escaño o en la función pública, sobrevivir día a día en las calles es algo más complicado. Repasemos con Monedero el escenario de las futuras elecciones:

1274564830574camps-detdnLos electores que apuesten por el PP estarán validando a un partido que, como en Valencia, tiene a toda su dirigencia con un pie en la cárcel” alega Monedero. Añadiríamos también Madrid (PP) y Andalucía (PSOE) o Cataluña (CiU), pero lo hemos visto demasiadas veces: sus votantes solo los repudian cuando pasan a la Oposición. En deporte se suele decir que la victoria tiene muchos padres y la derrota muy pocos. Y aunque en España esto sea exageradamente cierto –como todo lo es en grado superlativo–, también es ley de vida.

renzipedro_62df268e

Renzi y Sánchez. Podemos lo prefería a Beppe Grillo

“Los votantes del PSOE sabrán que su llama socialdemócrata no tiene oxígeno porque su lógica tiene más que ver con una empresa y la supervivencia de su consejo de administración. El desesperado soldado Sánchez no ha tenido coraje para decidir ser un socialdemócrata valiente y ha terminado cediendo para salvarse a sí mismo. Lo intentó forzando la pregunta a las bases, pero la pregunta terminó demostrando quién manda en Ferraz. Normal, en cualquier caso, tanta prudencia. Rodeado como está de los peores enemigos que uno puede tener en política, que son los de tu mismo foso, la obediencia es un grado. Pero que sea normal no significa que no haya actuado con ausencia de audacia. Si el PSOE puede renunciar a su programa con tanta facilidad, ¿cómo va a colaborar a la renovación socialdemócrata que están intentando Corbyn, Sanders o, incluso, Renzi? El socialismo español no asombra desde tiempos inmemoriales”. Atinada descripción de Monedero, que no escapa a la mayoría de los españoles: la moderación del cambio socialista, un paso adelante y tres cuartos atrás, sin tocar nada ni romper nada, enlaza con ese modo de pensar tan timorato que caracteriza a muchos ciudadanos que desconocen o temen la libertad colectiva. De ahí que, en plena hecatombe de credibilidad, hayan sobrevivido con 90 escaños. No pidamos peras al olmo ni cambios al PSOE: estudiémoslo para arrancárselos sin caer en los ancestrales errores de la vieja política de IU. Y ahí los profesores de Ciencia Política de Podemos o los profesionales de Ciudadanos no pueden defraudarnos.

14451793723106“Los seguidores de Ciudadanos sabrán que están sosteniendo un partido cuya única razón de ser es funcionar como muleta de lo viejo allí donde se lo manden. En estas dos grandes líneas tienen que haber vencedores y vencidos. Sin la voluntad de pelear contra los que saquean nuestra democracia es imposible frenar el deterioro. Y Ciudadanos está sosteniendo al PP en los lugares donde el PP es más corrupto y está sosteniendo al PSOE en los lugares donde el PSOE es más corrupto. Se puede hablar de propuestas, pero lo que falla, de manera flagrante, es la credibilidad de un pacto entre los que se dicen socialistas y los que han sido llamados por los propios socialistas “nuevas generaciones del PP”, alega Monedero. Es una forma de ver las cosas, quizás no del todo incierta, pero no la única y puede que no la más justa: Ciudadanos también ha sido el partido que ha logrado cambios en Andalucía (Chaves-Griñán), Madrid (Esperanza Aguirre-Ignacio González), Rioja, Murcia y otros. Exhibe hechos, no tanto palabras, y su lucha contra la corrupción no admite por el momento dudas, aunque no sea tan profunda como la de Podemos. La transparencia y regeneración (mandatos de 8 años, primarias, impunidad política…) de Cs son otras banderas no desdeñables. No olvidemos tampoco que Ciudadanos -y no Podemos- pidió el cierre del Senado. No veamos solo la viga en el ojo ajeno para evitar la paja en el propio.

1podemos--620x349“¿Y Podemos? Va siendo hora de que vuelva a insistir en su condición de “abajo” y “lo nuevo”. Además de prestarle atención a sus cuestiones organizativas que superen su momento principalmente electoral, si Podemos quiere seguir recibiendo apoyos camino de una mayoría electoral tiene que dejar claro que no va a ser un partido más dentro del absorbente juego parlamentario. Que nació para cambiar nuestra democracia, en un momento donde nos jugamos el contrato social. Y que al igual que hay millones de españoles esperando que pueda haber un gobierno de izquierdas, hay millones de españoles esperando que haya un partido que demuestre que va a hacer las cosas de manera diferente porque también está diciendo las cosas de manera diferente” esgrime Monedero. Tampoco le falta razón, pero no olvidemos también que la generosidad de la formación morada no ha sido del todo correspondida en algunos lugares a nivel interno: a los valientes de Compromís les faltó tiempo para disgregarse y han preferido el Grupo Mixto que la fuerza de la unidad. Ada Colau prepara su propio partido en Cataluña, una deslealtad digna de mejor causa, y las mareas gallegas, tan necesarias, una vez han llegado a Madrid querían separarse de quienes les sacaron de las tinieblas. No todo el monte es orégano en Podemos y este partido debe velar por sus intereses también, una vez propiciado el cambio en España, ya sea desde el Gobierno o la Oposición, lo que sus dirigentes crean que más les convenga. Pero nunca con el descrédito de forzar unas nuevas elecciones que, además del desgaste, repitan más o menos los resultados. ¿Que dirían entonces?.

efe_20160205_132506_pa19191igleisiassanchez_13106_11“Podemos sigue brindando su mano al PSOE. Algunos ya estamos pensando que la amabilidad de Iglesias con Sánchez está siendo excesiva. El dirigente de Podemos ha repetido que se va a dejar la piel para lograr el acuerdo, pero los barones lo único que quieren es arrancarle esa piel a tiras. Hace falta que algún partido represente la voluntad de cambio de un país que se cansó de estar cansado. Y por lograr un acuerdo no puedes sacrificar esa tarea de construir un partido que revierta el clamoroso “que no nos representan” del 15M”, concluye Monedero. Las palabras del mártir Monedero son comprensibles pero desconocen que nunca el diálogo penaliza al que lo promueve. Eso supone ignorar la sabia tolerancia española, que a veces se confunde con la mansedumbre o la cobardía y en otras ocasiones se envuelven demasiado. El fiscal pacta con el delincuente una reducción de pena a cambio de su confesión, el sindicato con el empresario a cambio de mejoras laborales –en lo público, claro, en lo privado no hay–, el periodista con la fuente a cambio de información… No se pacta entre iguales ni entre los que poseen las mismas ideas sino entre contrarios, enemigos, adversarios, incluso entre la gente que se odia… Solo así se avanza algo y tanto los españoles como España se merecen aunque solo sea un atisbo de ilusión para que, ya que hemos ganado en las urnas, ahora nuestros representantes alcancen un mínimo denominador común que plasme el resultado también en las instituciones. Sin vetos, sin dogmatismos, sin exclusiones, con transversalidad. Lo contrario se llama… Rajoy.

ImgLas claves:
Mariano Rajoy: lo dijo claro. Con él no habrá cambio alguno, ni de candidato ni de políticas, porque ni cree en ellas ni piensa que vayan a mejorar la economía. Inmovilista, al menos esta vez engañar no engañó a nadie.

Pedro Sánchez: Lamentable su defensa numantina de Felipe González, pero en lo demás acertado, sobre todo en no entrar al trapo de las diferencias en lugar de las coincidencias, que es lo que más le interesa a la sociedad civil española.

Congreso-undecima_legislatura-Cortes_Generales_MDSIMA20160113_0096_21Pablo Iglesias: uno de los dos ganadores del debate en el fondo y en la forma, es muy necesaria la presencia de Podemos en el hemiciclo para decir “las verdades a la cara”, como señaló, algo inédito en estas últimas cuatro décadas salvo en los tres ejemplos por él citados: Gerardo Iglesias, Julio Anguita y José Antonio Labordeta. Podrían añadirse los nombres de otros como el célebre abogado Pablo Castellano o más anónimos como Néstor Padrón, ambos socialistas. Además fue cortés y educado en las formas con Albert Rivera –y con todos–, pero quizás demasiado inflexible en el fondo, lógico tras el desaire de las primeras negociaciones socialistas. Y dio lecciones de urbanidad ante una costumbre parlamentaria inconcebible entre la ciudadanía y solo equiparable a la televisión basura: no escucharse al hablar e interrumpir al orador. El intercambio de sonrisas con Rivera iluminó la jornada y recordó al programa de ambos con Jordi Evole. Esperemos que no la defrauden en los próximos 2 meses.

2671_riverAlbert Rivera: el otro ganador del debate, Rajoy se levantó para no oírle más, descortesía con la que solo había obsequiado antes a Pedro Sánchez al negarle la mano y a Felipe VI la investidura. Su frase sobre los “tiempos oscuros” para quienes no acepten los pactos sin vetos, no descarten el partidismo y desdeñen la transversalidad sonaron proféticos. Habló en catalán –tabú para el PP en el hemiciclo- citó 3 veces a Podemos para sumarle a los pactos y 1 en contra por su aspiración a la Vicepresidencia y al Ministerio del Interior, lo que hace pensar que, de conformarse el tripartito, el futuro Ejecutivo no tendrá vicepresidencias. Y desde su escaño hizo el gesto deportivo de “cambio” -moviendo las manos– cuando Rajoy le preguntó por qué no le votaban a él como presidente –la famosa “Operación Menina”–. Convincente su alusión a los insultos recibidos en Cataluña en comparación con los apelativos del Congreso –“naranjito”, “naranja mecánica”– y sus recuerdos a los pactos del PP con Pujol o a la “Catalunya Llibre… de corrupción”.

beso-Pablo-Iglesias-Xavier-Domenech_106500084_1872294_1706x960Minorías nacionalistas: Xavier Doménech (Confluencia Cataluña) estuvo irónico y salvó con brillantez su estreno parlamentario. Algo más rígida estuvo Alexandra Fernández (Confluencia Galicia), aunque emotiva. Joan Tardá (ERC), en su línea, también sonsacó sonrisas y fue generoso con Adolfo Suárez y en sus argumentos, aunque muchos se quedaron con las ganas de comprobar la oratoria de Gabriel Rufián, que era la novedad. Naufragio absoluto del gris Francesc Homs (DiL) en el plano orador que evidencia la necesidad de cambio también en la clase política catalana, aunque fue original al rememorar la “bisexualidad política” de su partido como sinónimo de “mestizaje” o “transversalidad”. Aitor Esteban (PNV) tampoco fue nada del otro mundo y evidenció que, solo a veces (Anasagasti), el tiempo pasado fue mejor, aunque hay que reconocerle su habilidad para sumarse a las fuerzas del cambio.

¿Quien cree que ha ganado la primera sesión de investidura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando …

10 Responses to Sánchez merece el suspenso pero España necesita cambio

  1. Si pero no el es más casta. ..ah ha de centro izquierda no izquierda que lo sepamos

  2. Ya sabían que el pacto PSOE-CIUDADANOS solo sumaba 130 y no podrían gobernar… Pero faltaba el golpe de efecto.
    La próxima semana saldrá a la palestra Felipe VI para ejercer su dictadura…
    Exigirá al corrupto y mafioso PP que pacte con el PSOE-CIUDADANOS y así podrá gobernar el tripartito del IBEX 35.
    El inepto de Rajoy será obligado a dimitir y será reemplazado por las intransigentes de Soraya o Cifuentes.

    Espero que todo esto solo sea ciencia ficción…

  3. Parece ser esta todo amañado por el rey para que PSOE no haga pacto con Iglesias

  4. hombre,que llames cambio a un pacto de derechas como es el del PSOE y CIUDADANOS…..
    Hay que recordar que si no hay cambio no es por PODEMOS.El pacto ya estaba hecho entre PODEMOS Y EL PSOE,pero ha ultima hora el señorito de la cal en las manos y la sultana del PER lo bloquearon y buscaron sus aliados naturales que son los partidos de derechas.
    Todo lo demas es querer ir de progre y cambiar todo para que no cambie nada.

  5. los mismos perros con distinto collar y la misma corrupcion e impunidad Responder

    los mismos perros con distinto collar ,,la misma impunidad ,,la misma corrupcion ,,las mismas estafas de bancos sus electricas y sus petroleras ,,los mismos sueldazos que se llevaran ,,los mismos cargos puestos a dedo y enchufazos ..y la mism apobreza e indignacion para todo el pàis ,,faltaria mas …

  6. tribunales populares para todos Responder

    Tribunales Populares para todos ,, un par de meses de guillotina en la Puerta dEl Sol ,,, y este pais se arreglaria por la via rapida ,,lo demas mas de lo mismo ,,mientras se sigan poniendo directamente a dedo los principales cargos de justicia ,,,se mantengan los 17000 aforados y se expulsen jueces como Epifidio para soltar delincuentes como blesita ,,nos seguiran dando mucho por ….. a todo el pais …mantendran las estafas de los bancos y sus electricas y petroleras a cambio de las puertas giratorias ,,enchufazos o prestamos sin devolver …

  7. Pues para mi, sobresaliente por Sanchez, por su valentía al intentarlo, y desbloquear lo que el cagao de Rajoy tenía montado.

  8. No vamos al asalto del Palacio de invierno. Solo Sanchez puede barrer a Rajoy. Si 130 se han puesto de acuerdo en un programa, es necesario apoyarlo. Habra que intentar mejorarlo pero sin insistir en el gobierno o meter si es posible alguno ( uno ,o dos que den testimonio). En la legislatura siempre habra 120(PP) que estén dispuestos a cortar las alas a Sanchez. Ahï será la batalla. Se tendrá que hacer leyes y si no se hace remodelar el gobierno y entonces se verá.Esto es politica no revolucion.

  9. Nuestro pueblo no quiere palabras altisonantes. Quiere seguir adelante cada vez mas deprisa pero eso no se hace explotando sino al paso, al trote y al galope si se encuentra preparado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.