El cine español respalda el cambio: “Pacto de los Goya”

Los “titiriteros” fuerzan un encuentro PSOE-Podemos-Cs-IU

Captura de pantalla 2016-02-07 a las 9.47.58

Lo que no pudo la realidad lo logró el cine

Entre 4 y 5 millones de españoles captaron el mensaje y vieron el respaldo del cine español al cambio de Gobierno. La prensa del régimen disimula el impacto de escuchar como se colaba en todos los hogares un mensaje político sutil pero eficaz que pasaba por mostrar a los cuatro líderes que pueden formar parte del mismo Ejecutivo: Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos) y Alberto Garzón (IU). E incluso oyeron que se bautizaba el proceso como el “Pacto de los Goya”. Y no solo eso: los dirigentes políticos tuvieron que escuchar en la fiesta posterior como actores, directores y cineastas de prestigio les insistían a nivel personal: o eran capaces de construir un Gobierno de cambio que consumase la ilusión despertada en la calle o las cañas se tornarían lanzas contra los causantes de la desilusión y la frustración.

“La propuesta ha sido bien recibida por los políticos”, señalaba Voz Pópuli. Y es que la Academia del Cine aprobó que el cómico Dani Rovira bromeara con que en la sala habría un plasma para “hablar entre los cinco”, en clara alusión al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. “A lo largo de la historia ha habido varios pactos, los de la Moncloa, los de Toledo, etc… y estaría muy bien que, a partir de esta noche, pudiéramos hablar del “Pacto de los Goya”. La Academia ha preparado una sala para que os reunáis, una mesa, cuatro sillas y un plasma y habléis los cinco”, ironizó.

Cultura-Academia-Antonio-Resines-EFEBallesteros_EDIIMA20160207_0063_19La propuesta fue recibida con sonrisas entre los políticos. Rivera e Iglesias sentados el uno al lado del otro y Sánchez con su esposa. “Gracias por venir un sábado por la noche, salir y despejarse no está nada mal”, dijo Rovira, que se dirigió al ministro de Cultura en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, para que analizase “morfológica y sintácticamente” la frase que pronunció Rajoy en un acto electoral en Benavente (Zamora): “Es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde”. “No se ría, que es su jefe”, le insistió el humorista, a lo que Méndez de Vigo negaba serio con el dedo. Por último, Rovira también tuvo palabras hacia la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a la que felicitó porque “con su edad, coger una alcaldía es un trabajazo”. “Que haya decidido venir a la fiesta del cine español siempre te lo agradeceremos”, concluyó. De Cristina Cifuentes (PP) y Patxi López (PSOE), que también estaban presentes en la sala, no dijo nada. Estas fueron las referencias al cambio político que registró la gala, en palabras de sus comentaristas:

Captura de pantalla 2016-02-07 a las 10.06.38Iñaki Gil:El mejor guión original de esta cosecha ha sido sin duda B (de Bárcenas). Jordi Casanovas escribió una historia increíble, que un partido político llevaba una doble contabilidad en la que el tesorero apuntaba los ingresos en negro y los pagos ¡en sobres! a los principales líderes de la formación. Ciencia ficción de la buena. La cinta no tuvo la distribución que se merecía y no alcanzó el éxito de taquilla”.

-alfombra-roja-premios-goya-2016Sofía Pérez Mendoza: “Dani Rovira se atrevió como maestro de ceremonias con el puñal más directo de la noche: “Si bajan el IVA de un yate a mí me da igual, porque no tengo yate. Lo mismo le pasa a Montoro con la cultura”. Juan Diego Botto, algo encorsetado por la presentación de los premios, soltó la suya en una frase que  hoy podía referirse a algo más que a los actores que estaban en las butacas: “Buenas noches, compañeros titiriteros”. Manuela Carmena, en el centro de la polémica, ocupaba uno de los asientos. Sobre otro se sentaba Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. La respuesta de Pablo Iglesias a las palabras de Botto no se hizo esperar: “Buenas noches compañeros titiriteros” ‪@JuanDiegoBotto‬ valiente, marca la diferencia. Rodilla en tierra amigo”.

“Con este panorama, a Iñigo Méndez de Vigo no se le dio mal la velada. Y hasta lució una sonrisita cuando Rovira puso en evidencia los trabalenguas de Rajoy. Una interpretación “sobresaliente” para un ministro estrenado en los saraos del cine español justo el año que su partido ha creado su propio guión original (B de Bárcenas): “Esta noche si no ganas, te mandaré un mensaje: Pedro, sé fuerte”, le dijo Rovira a Casablanc, nominado a mejor actor por la película que ha llevado al cine el proceso judicial del extesorero del PP, Luis Bárcenas”.

Tommaso Koch: “La ceremonia pudo ser incluso más política, si la Casa Real, invitada por la Academia del cine, hubiese finalmente acudido a la cita. La  temática social de varias de las películas nominadas, como Ma Ma, Techo y Comida o El desconocido, obligaban al menos a una nota al pie en el guión de Rovira. “Nos han llegado a decir que los yogures se pueden comer caducados. Nos dicen que una vivienda de treinta metros es una vivienda digna. Llega un momento que no queremos vivir por encima de nuestras posibilidades, lo que queremos es techo y comida”.

Carlos Prieto: “En mi parte de la cola no se habla de cine, sino de cómo los titiriteros están rompiendo España y destruyendo la civilización occidental con sus locas performances (y no nos referimos a Javier Bardem, sino al psicodrama de los carnavales madrileños). Sumen ahora el dato uno (turbamulta periodística) y el dato dos (titiriteros rojos) y tendrán el significado profundo de la tremenda repercusión de los Goya en los últimos años… Son las 22:22 y estamos merodeando entre bastidores mientras Dani Rovira suelta un chiste sobre el escenario. Por los pasillos te cruzas con policías con perros. Nominados e invitados están dentro disfrutando del show; y entre ellos: Manuela Carmena, Cristina Cifuentes, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Alberto Garzón y Albert Rivera. Ojo al dato: a Sánchez e Iglesias les vieron estos ojitos charlando en tono jiji-jaja antes de entrar al sarao; si se emborracharan en la fiesta de después, podríamos hasta salir de aquí con nuevo Gobierno. Moraleja: No diga Premios Goya, diga acto de Estado”.

“Aquí estamos: rodeados de una avalancha de periodistas, con la nueva política luciendo sus mejores galas de boda en la alfombra roja, con Twitter echando humo y con media España bramando a favor y en contra de la farándula celtibérica. Sería injusto no hacer mención especial a los que lo han hecho posible sin querer: muchas felicidades a los que llevan desde 2003 (gala del No a la guerra) linchando a los “pancarteros y titiriteros del cine español”. Cuanta más bilis, más ‘share’, con el rojerío dando palmas y criticando a la derecha, en perfecta retroalimentación. ¿Carcas y progres conchabados para hacer de los Goya el acontecimiento cultural del año? ¿No sería el colmo progre que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellaran un nuevo Gobierno de izquierdas en los bastidores de los Goya? Larga vida a la guerra cultural. Show must go on. Titiritilandia o muerte, venceremos (o no)”.

Captura de pantalla 2016-02-07 a las 9.49.06Sala de prensa de los Premios Goya: “Toca seguir la alfombra roja por los monitores del circuito interno. La cosa está tranquila, a la espera de que arranque la ceremonia; pero de pronto, estalla el quilombo: “¡Pero si lleva esmoquin!”, grita una periodista. Levantamos asustados la vista de los ordenadores y vemos en pantalla a Pablo Iglesias con su mejor sonrisa… y con su mejor esmoquin. El hombre que no se pone una corbata ni para reunirse con el Rey, se ha puesto un esmoquin para asistir a la fiesta del cine español”.

pablo-iglesias-and-albert-rivera-attend-the-30th-edition-of-the-goya-picture-id508825216“Pero no se vayan todavía porque aún hay más: segundos después aparece Pedro Sánchez… no ya sin esmoquin, sino sin una mísera corbata. El hombre que aparcó la corbata en los mítines para parecer tan cercano al pueblo como los de Podemos… se ha dejado la corbata en casa para asistir a los Goya. Albert Rivera, líder de Ciudadanos y gran esperanza blanca del centro-derecha español, aparece luego vestido de… esmoquin. Pero esto era lo previsible en un hombre de orden como él: que experimenten otros, que yo he venido aquí a picar piedra consensual. Iglesias vino a decir lo siguiente en la alfombra roja: “Cuando la vieja política se quita la corbata, nosotros nos ponemos el esmoquin… por respeto al cine español”. ¿Se ha disfrazado Iglesias de vicepresidente del Gobierno por primera vez en su vida? Pablo Iglesias dijo también en la alfombra (medio en broma, medio en serio) que la culpa del esmoquin la tenía Antonio Resines: el presidente de la Academia le dijo que si no venía de esa traza, se la liaba. Antonio Resines, crack del gag costumbrista. La capacidad de Pablo Iglesias para robar el show y atraer los flashes una y otra vez roza lo sobrenatural”.

Captura de pantalla 2016-02-07 a las 9.48.49Ana R. Cañil: Al presidente del Gobierno en funciones le han robado la cartera. Eso le pasa por dejarla abandonada en una esquina cuando el rey se la ofreció. El robo implica el posible desahucio de La Moncloa, y el escrache se lo está montando Pedro Sánchez –ese tipo que le llamó indecente– con la complicidad de Albert Rivera y la troupe de la izquierda radical que arrastra Pablo Iglesias. El martes –parece que sucedió hace años–, el rey, además, contaba con la información que le había dado el lunes Albert Rivera: ‘Señor, si usted le propone a Pedro Sánchez que intente formar Gobierno, contará con el apoyo de Ciudadanos. Estamos dispuestos a entrar en el Gobierno con el PSOE. Podemos intentarlo’, vino a decirle, tras consensuarlo con Sánchez. El candidato socialista se lo confirmó ese mismo martes por la mañana, y llegó al Congreso con el encargo bajo el brazo, pero por cortesía, acordaron esperar a la visita del presidente en funciones. Habrá de pasar tiempo hasta saber si el gallego hubiera declinado el encargo por segunda vez. Sí que fue evidente su enfado en la rueda de prensa donde tuvo que reconocer que esta vez no le habían dado la oportunidad de decir no”.

Captura de pantalla 2016-02-07 a las 9.48.32“Mientras el inquilino de La Moncloa se enfurruña y se pertrecha en la fortaleza, a la espera de que los novatos se quemen en la misma pira y su acantonamiento le vuelva a dar el éxito, se le olvida reflexionar sobre lo que para algunos analistas conservadores es el acontecimiento más importante que le ha pasado a la derecha de este país en treinta años. Al PP le ha salido un partido que le roba la interlocución política: Ciudadanos. La derecha se ha roto y eso tiene consecuencias históricas a medio plazo. La organización de Rivera es una derecha europea limpia, con un líder joven y aseado, una organización presentable que le puede volver a meter la mano en la billetera pese a lo que dictan las encuestas. Es cierto que la corrupción está amortizada electoralmente y que los “Luis, sé fuerte” y “Alfonso, yo te quiero, coño, te quiero” no hacen sino ahondar en la buena fe de Rajoy entre sus incondicionales, pero ya no son suficientes. La espantada ante el rey para correr al refugio sin presentar batalla cuerpo a cuerpo, tiene riesgos que en escenarios tan volátiles como los actuales, ni los más avezados demóscopos son capaces de evaluar. Una imagen de cobardía y de daño a la institución monárquica no hay forma de medirlo a precio electoral, pero no beneficia al actual inquilino de La Moncloa. Mientras, Rivera es el líder que menos se ha gastado desde el 20-D y el chico bueno que da muestras de sentido común, esas dos palabras que eran el principal patrimonio “rajoyano”.

“Aunque triunfase la hipótesis más verosímil y favorecedora para el PP, que Sánchez fracase a la hora de formar Gobierno y haya nuevas elecciones, los populares tendrán que presentarse con un candidato más que avejentado. No hay tiempo ni valor a su alrededor para decirle “Mariano, vete que nos hundes” e incluso si ganara, los problemas del PP y su derecha no harían más que aplazarse. Cuanto más tarde la renovación más complicada. Son muchos los que se atreven a murmurar –que no a decir en voz alta– lo difícil que va a ser la refundación del partido tras la corrupción y con otra opción de voto a la derecha“.

“Ya se puede esforzar Albert Rivera por llamar al PP para las reformas institucionales, ya puede desgañitarse explicando que con otro líder al frente de los populares y sin corrupción, hablará y negociará. Lo primero que tiene que procesar es que, con Rajoy o sin él, el primer objetivo del Partido Popular alejado del poder, será exterminar a Ciudadanos. Los ataques a los socialistas van en el manual, pero cerrar el boquete que se les ha abierto en su territorio es primordial. Albert Rivera ha metido la mano en el bolsillo al partido de Fraga, Aznar y Rajoy para robar votantes. Y eso equivale a robarles la cartera. Ya han perdido poder en ayuntamientos, comunidades y más de medio centenar de diputados, les han robado una fortuna. La ruina total llegará con el desalojo de más de 1.000 cargos públicos vinculados al PP en la administración. La hecatombe. Vayan adelante o atrás con sus manitas entrelazadas Sánchez y Rivera, más les vale dejar bien cubiertos sus flancos, porque la batalla más interesante está por llegar. La estrategia del PP para exterminar a Rivera puede dejar en un juego de niños la de Podemos para a liquidar al PSOE. Suele pasar cuando uno mete la mano en la cartera del que más tiene”.

8 Responses to El cine español respalda el cambio: “Pacto de los Goya”

  1. No entiendo que hace la supuesta izquierda con la extrema derecha de fachadanos

  2. José Antonio Ruiz-Aragón Muñoz Responder

    Para empezar el cine no es cultura, es entretenimiento, o como dicen en EEUU que son bastante más cultos que aquí, una industria, para seguir yo no veo cine bodrio español. Yo les pondría un IVA del 50 % para ver si acabábamos con esa pesadez. Nadie con un poco de gusto por el buen cine ve cine español. El cine español es un insulto al buen cine. En el cine español los guiones son malos, los actores y actrices malos, (Con la única excepción de Javier Barden que es un actorazo y aún así, le falta el magnetismo de las grandes estrellas y por eso está condenado a ser un buen secundario en Hollywood que es donde hacen buen cine) y los directores también malos. Un buen actor de Hollywood, tiene catorce o quince registros emocionales y pasa de uno a otro con una extraordinaria sencillez y además es capaz de crear personajes, un actor o actriz española si acaso tiene dos o tres registros, y el único personaje que es capaz de interpretar es a sí mismo.

  3. Si fuera verdad ver a estos tres asi para mi sería una maravila me gustan de esta manera y españa iria de maravilla

  4. Estos lo único que quieren es que les abran el grifo de las subvenciones públicas, para seguir produciendo esos bodrios que nadie va a ver…
    Yo hace años que no veo cine español.
    Y les aconsejo que hagan lo mismo, por simples razones de sanidad mental.
    Son una banda de parásitos sociales, que viven como Dios, de nuestro dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.