Un genio al descubierto: los secretos de El Escorial

Una modesta editorial madrileña publica toda su obra digital

Luciano Rubio murió en El Escorial

Luciano Rubio murió en El Escorial

El arabista español Luciano Rubio murió en 1997 en el más oscuro ostracismo pero dejó a salvo su legado. El célebre novelista Amín Maalouf prologó su libro “León el Africano: Descripción de Africa” y lo ensalzó sin matices: “la labor crítica y traductora de Luciano Rubio está basada, ante todo, en la precisión documental, en el rigor histórico y filológico, en la paciencia, en la humildad”. Y ahora una modesta editorial madrileña ha sacado a la luz sus escritos y manuscritos inéditos. El tesoro ha sido deslumbrante y “Espía en el Congreso”, que ha tenido acceso a él y sabe que estos genios no salen en los medios de comunicación dedicados a la banalidad más absoluta, quiere compartirlos con los lector@s que tengan interés en esta áreas de conocimiento: la historia, el arabismo, la filosofía, la poesía… ¿Por qué no regalar un libro en Navidad que posea más valor que precio? Los secretos de El Escorial, de San Juan de la Cruz o Fray Luis de León, intelectuales globales como Ibn Jaldún o Algacel y españoles de religión musulmana como Abentofail, Aben Abbad de Ronda, Aben Tumart, Abenjalaf… De ahí el epitafio de Luciano Rubio: “Mi sabiduría ha vivido en Roma, Chicago e Hipona, mi pasión en El Escorial, mi angustia en Madrid, y en León siempre ha vivido mi inocencia”… Estos son sus 20 mejores libros:

Vista_aerea_del_Monasterio_de_El_EscorialLa colección de manuscritos árabes de El Escorial
Es en este texto autógrafo de Luciano Rubio sobre la Colección de Manuscritos Árabes del Monasterio de El Escorial, que no llegó a ver la luz, el insigne arabista español se pregunta: “¿Cómo se formo la Colección o cual fue el origen de los manuscritos que la componen y cómo se conservó desde el principio hasta el infausto incendio del año 1671 ¿qué perdidas hubo en este incendio? ¿qué se salvó de tal incendio y como se conservó lo salvado y se conserva en el presente? Dicha Colección abarca en la actualidad unos 1.870 volúmenes y algunos legajos más. Y no tenemos en cuenta algunos manuscritos persas, turcos, siriacos etc. intercalados entre los árabes”. Un extraordinario estudio inédito.
Lea un extracto del libro aquí

El Monasterio de El Escorial: ideales y estilo
Sobre el Monasterio de San Lorenzo el Real que Felipe II fundó (1561-1586 o mejor 1595) en las inmediaciones de la villa de El Escorial, se han emitido muchos, muchísimos y variados juicios de valor. Y no sólo variados sino contradictorios entre sí. Los podemos clasificar en tres corrientes. La corriente laudatoria. Canta, con pequeñas disonancias, las perfecciones del monumento, perfecciones propias de una maravilla. La corriente denigratoria que, incapaz por naturaleza o por prevención, de ver nada bueno ni bello en la gran fábrica, solo emite sonidos que significan dicterios y abominación. Finalmente, a la tercera corriente la calificamos de ponderada porque, conociendo bien los sonidos de las otras dos sinfonías, ha hecho un esfuerzo de neutralidad.
Lea un extracto del libro aquí

El Monasterio de El Escorial: la Carta con el encargo de Carlos V a Felipe II
La figura de Felipe II está destinada a que se fantaseen leyendas calumniosas, y que, por tratarse de pura fantasía, se deshagan rápidamente, pero inmediatamente surjan otras. Graves leyendas en torno al Rey Prudente han sido deshechas, por obra principalmente de historiadores extranjeros, por lo tanto, de personas neutrales, pero ahora comienzan a surgir aquí otras. ¿Por qué se da este fenómeno? Se funda en que muchos historiadores intentan hacer historia a base de imaginación y pura fantasía o, por lo menos, intentan suplir y completar lo que dicen los documentos con sus fantasmagorías. Hace ya muchos siglos que el gran pensador Avicena avisó contra los peligros de la imaginación, que bien controlada por el entendimiento, es una guía poderosa para buscar la verdad, pero dejada sin control, es la gran extraviadora.
Lea un extracto del libro aquí

Los historiadores del Monasterio de El Escorial
En el año 1959 comenzamos a publicar un estudio sobre los historiadores del Monasterio. Entonces, en una especie de introducción, dimos la razón de este estudio y la lista de los historiadores que pensábamos analizar, empezando por las Memorias de Antonio de Villacastín. En el presente texto hemos estudiado las Memorias de Juan de San Jerónimo, la Historia de José de Sigüenza, la Historia de varios sucesos de Jerónimo de Sepúlveda y la Breve relación de la fundación del Monasterio de Juan de la Cruz, casi totalmente olvidada hasta el presente.
Lea un extracto del libro aquí

juan_de_la_cruz¿Influyó Aben Abbad de Ronda en la doctrina mística de San Juan de la Cruz?
El arabista español Miguel Asín Palacios publicó en la revista AI-Andalus (1933) un artículo titulado «Un precursor hispanomusulmán de san Juan de la Cruz». Se refiere a Aben Abbad de Ronda (Málaga), que nació en el año 733 de la hégira (1371 de la era cristiana). Aben Abbad perteneció a una de las más nobles familias de la ciudad. Su padre fue jurisconsulto eminente y elocuente orador sagrado. Aben Abbad recibió una formación espiritual muy esmerada. A la temprana edad de siete años, aprendió de memoria el Alcorán. Completó su educación literaria y teológica en Ronda y en diferentes escuelas de Africa: Túnez, Tremecén y Tánger. E ingresó en una cofradía de sufies. Luciano Rubio desmonta en este polémico texto esta influencia sin perder nunca la elegancia hacia “mi querido e inolvidable maestro” que fue Asín Palacios.
Lea un extracto del libro aquí

El temperamento melancólico de Fray Luis de León
El poeta Luis de León era de temperamento melancólico y creemos que algunas de sus actuaciones –que todos los que se han referido a ellas, entusiastas de Luis o no entusiastas, han juzgado como algo anómalas–, se explican por su temperamento melancólico. Este es el tema que intentamos desarrollar en este texto. Vayamos por etapas.
Lea un extracto del libro aquí

hqdefaultReflexiones sobre filosofía de Xavier Zubiri
En otras lecturas de la filosofía de Zubiri nos pareció encontrar puntos débiles. Nadie piense que creamos haber arruinado totalmente la Filosofía de Zubiri. No, no lo creemos. Si nuestra manera de ver las cosas fuera la verdadera, exigiría, en orden a obtener la “Philosophia Perennis” verdadera, una refundición bastante seria de la Filosofía de Zubiri. Pero aun así, todavía no quedaría totalmente arruinada, porque es una filosofía muy rica en puntos de vista originales que rectifican puntos de vista de filósofos anteriores y nos parecen adquisiciones definitivas. Estos solos puntos de vista harían de Zubiri un gran filósofo. Además, la exposición de Zubiri de los mismos puntos de su Filosofía que nosotros consideramos erróneos, muestra su gran categoría de filósofo.
Lea un extracto del libro aquí

El Monasterio de San Agustín
Con éste van a ser ya cuatro los artículos que escribimos acerca de la Regla monástica de San Agustín, su concepción monástica y otros temas anejos. El primero se titula: «La norma fundamental en la vida monástica, según San Agustín, y otras reflexiones en torno a la Regula Augustini». Este artículo lo escribimos enteramente “motu propio”. El segundo  y tercero, en cambio, fueron escritos por la necesidad de responder a algunos reparos, y más que reparos, que se nos hicieron, es decir, fueron escritos en plan polémico. El cuarto es éste que se publica ahora. Va a abarcar seis temas que prácticamente han sido ya tratados o, por lo menos, rozados en los artículos anteriores, pero ahora, exentos de toda polémica inmediata.
Lea un extracto del libro aquí

El Monasterio de la Encarnación de Madrid: una rectificación
Dos historiadores criticaron a Luciano Rubio por su texto sobre “El Monasterio de la Encarnación de Madrid” pero el autor les exige una rectificación por sus dislates: “A los rancios errores que nos atribuye antepone una especie de «exorcismos» que dicen: «por lo que al contenido se refiere, no se puede decir que Luciano Rubio sea original o vanguardista. Al contrario… », «e incurre a estas alturas en rancios errores o creencias». Pero estos apelativos obran sobre algunos como los «exorcismos» sobre el diablo. A nosotros todos esos apelativos nos tienen sin cuidado. Sólo operan sobre espíritus endebles, dispuestos a vender la verdad por un apelativo”.
Lea un extracto del libro aquí

“La Ciudad de Dios” y los estudios semíticos
Durante la ausencia de la comunidad agustiniana del Monasterio de El Escorial, desde el 6 de agosto de 1936 hasta el mes de abril de 1939, aquella fundación fue despojada, por personas entendidas, de muchas obras de arte, alhajas, manuscritos y libros preciosos de la Biblioteca. En el salón de lectura había un fascículo del vol. 3 de los manuscritos árabes, dedicado por Lévi-Provenzal al P. M. Martínez Antuña. ¿Intervino algún francés en la selección de los manuscritos que se llevaron camino del extranjero? ¿Cómo sabían los saqueadores que Antuña había sido fusilado? También la edición del tomo 3 del “Muqtabas” de Abenhayan, preparada por él y entregada hacía varios años a un editor francés para su publicación, salió a luz pública el año 1937, sin duda porque se conocía ya su muerte.
Lea un extracto del libro aquí

La Teología del Pseudo-Aristóteles
La Teología del Pseudo-Aristóteles fue conocida en Europa por una traducción latina editada en Roma el año 1519. En el año 1516, Francisco Rossi de Rávena visitó la célebre Biblioteca de Damasco y encontró allí un manuscrito árabe con la Teología del Pseudo-Aristóteles. La hizo traducir al italiano por el médico judío-chipriota Moisés Rovas o Arrovas. De esta traducción italiana hizo otra latina Pedro Nicolás Castellani de Faenza, médico y filósofo. F. Rossi la presentó al Papa León X y bajo la protección de éste se imprimió en Roma. El latín de la traducción resultó bastante deficiente, por lo cual, Iacopus Carpentarius (Jacques Charpentier) redactó nuevamente la obra en un latín más correcto y se imprimió en París el año 1571.
Lea un extracto del libro aquí

200px-Ibn_Khaldoun-KassusIbn Jaldún. Su pensamiento fundamental, su originalidad, su teoría de la causalidad y su formación intelectual
El siglo XIV es un siglo de decadencia intelectual en el Islam, aún más, tal vez, que en el mundo cristiano. Sin embargo, precisamente en el norte de África, florece un personaje cuya fama ha rebasado ampliamente las fronteras del Islam, Abu Zaid ‘Abd al-Rahman ben Muhammad ben Jaldún. Sus antepasados, según una genealogía no muy segura, serían originarios del Hadramaut (Sud Arabia), habrían inmigrado en España en la época de la conquista árabe y residieron largo tiempo en Carmona y Sevilla. Ante los avances reconquistadores de San Fernando, emigraron al norte de África y se establecieron, por fin, en Túnez. Aquí nació Ibn Jaldún el día 27 de mayo de 1332. «Voluble como la sombra», al decir del sultán Muley Zidán de Marruecos, apenas terminada su formación intelectual, entra en una desatada carrera política.
Lea un extracto del libro aquí

Los Asaríes: Algacel
Algacel nació en Tus, Jurasán (Persia oriental), el año 450/1058 y murió en la misma ciudad en el mes de Yumada II del año 505 / diciembre de 1111. Dada la excepcional importancia de este personaje, daremos acerca de él una noticia biográfica un poco más amplia que la de sus antecesores. Su lucha en busca de la verdad tuvo algunos momentos dramáticos que han hecho de él un personaje altamente atractivo. Ha sido comparado a algunas grandes personalidades de la cultura occidental, entre ellos a san Agustín. Su producción literaria fue amplísima, se le atribuyen más de cuatrocientos títulos y, además, algunas obras que no parecen ser auténticas. De este cúmulo de escritos una gran parte ha llegado hasta nosotros.
Lea un extracto del libro aquí

200px-AlgazelJuicios de algunos musulmanes españoles sobre las doctrinas de Algazel
Algacel es una personalidad compleja: en su mentalidad, en su vida íntima y en sus escritos. Para caracterizarle de alguna manera, ciertos islamólogos lo han comparado a San Agustín, a San Anselmo, a Pascal y a Descartes. Otros, menos afortunadamente, –han tenido sólo presente su proyección científica en el Islam y no su personalidad– lo han parangonado con Santo Tomás. Con más razón se le podría equiparar a San Bernardo o a San Buenaventura. Algazel es de aquellas personalidades históricas que se angustian mientras no ven claro en el problema religioso, pero para quienes la verdad no habla claro, si sólo habla a la inteligencia y no al corazón.
Lea un extracto del libro aquí

“El filósofo autodidacto” de Abentofáil
Abentofáil, autor de la novela filosófica comúnmente llamada “El Filósofo Autodidacto”, nació en Guadix, ejerció la medicina en Granada, fue secretario del gobernador y llegó a ser médico de cámara y visir en Marraquex del sultán almohade. En esa corte se presentó al sultán al entonces joven médico y filósofo Averroes y en favor de éste renunció a su oficio de médico de cámara. Murió allí el año 581/1185. En este texto se estudia a Abenmasarra de Córdoba (m. 319/931), cuyas obras están perdidas, Abenalarif de Almería (m. 536/1141, autor de “Encantos de las conferencias o sesiones”, Abenalsid de Badajoz (m. 521/1127), que polemizó con Avempace sobre temas gramaticales y dialécticos y al propio Avempace de Zaragoza (m. 533/1138), autor de “Epístola de despedida” o “Carta de Adiós”, “Régimen del solitario” y “Tratado de la Unión del Entendimiento con el hombre”.
Lea un extracto del libro aquí

Los Asaríes: Al-Sahrastani
Al-Sahrastani, nativo de Sahrastán, Jurasán (Persia oriental), estudió en Yuryania y Nisapur (actual Irak). Viajó a la Meca y Bagdad y murió en su patria el año 548/1153. De él se conocen cinco obras: l. Libro de las sectas religiosas y escuelas filosóficas, 2. Historia de los sabios o filósofos; 3. Libro del límite que han alcanzado los pasos dados en el campo de la teología; 4. Lucha contra los filósofos (discusión de siete cuestiones metafísicas contra Avicena); y 5. Llaves de los secretos y lámparas de los justos, que es un comentario coránico.
Lea un extracto del libro aquí

Los Asaríes: Al-Nasafi, Aben Tumart y Abenjalaf
Al-Nasafi, originario de Nasaf, Persia oriental, murió el año 508/ 1114. Es autor de varias obras, entre ellas el “Libro del río caudaloso de la teología”. Aben Tumart es bereber de la región del Sus, SO de Marruecos. Cuando tenía 27 ó 28 años inició un viaje de estudios y residió primero casi un año en Córdoba, en Almería se embarcó para Alejandría, donde asistió a las elecciones de Abu Bakr de Tortosa, el autor de la “Lámpara de príncipes”. A Abenjalaf se le apodaba Al-llbírí porque era originario de Elvira (Granada). Habitó en Córdoba. Ibn al-Jatib enumera hasta catorce de sus maestros, En gramática recibió lecciones de Abul Qasim ben Jalaf ben Fortun ben al-Abrás, que murió en Córdoba el año 532/1137. Es célebre su refutación de Algacel y de Averroes, el jurista.
Lea un extracto del libro aquí

Los Asaríes: Al-Asari y Al-Baqillani
Ismail Al-Asari (260-324/873-935) desarrolló toda su actividad en Mesopotamia. Fue discípulo del mutazil Al-Yubbai y profesó el Mutazilismo muchos años. El año 300 de la Hégira, 912 de la Era cristiana, abujuró el Mutazilismo y se adhirió al credo que defendían las escuerlas jurídicas ortodoxas, en especial la de Ahmad ben Hanbal. Por su parte, Al-Baqillani muere en el año 403/1013, casi un siglo después del fundador de la escuela. Es considerado como “uno de los principales artífices de la sistematización y de la vulgarización del Asarismo. Nació en Basra, vivió bastante tiempo en Bagdad, parece que visitó la corte de Bizancio, fue escritor, polemista y profesor con gran concurrencia de alumnos. Sigue la teoría atomística de los cuerpos y una especial concepción de los accidentes.
Lea un extracto del libro aquí

Los Asaríes: Al-Razi
Al- Razi nació en Ray (Teherán), de ahí su denominativo al-Razi, el año 543 ó 544/1148 ó 1149. Después de estudiar en su patria y en Maraga, viajó a Juwarizm, donde combatió las doctrinas de los Mu’táziles. Estuvo también en Bujara, Samarcanda, Gazna, Pendjab, Yuryánia y Herat, donde murió en el año 606/1210. Discutió con los intelectuales de Transoxiana. Es autor de gran número de obras sobre muy diversas materias: derecho, Corán, filosofía, teología, etc. Al primer período de su vida de escritor pertenecen su “Comentario a los lsárat” de Avicena y sus “Investigaciones orientales”, estudio de todos los problemas filosóficos, comenzando por la lógica y terminando por la teología natural. Pertenece a un período posterior su divulgada obra “Resultado o suma de la recopilación de los pensamientos de los antiguos y modernos”.
Lea un extracto del libro aquí

Los Asaríes: Al-Bagdadi y Al-Yuwaini
Al-Bagdadi murió el año 429/ 1037 -el mismo en que murió Avicena– o sea veinticuatro años después de Al-Baqillani. Por lo tanto, son casi contemporáneos. Estudió en Nisapur y allí enseñó también, entre otras disciplinas, derecho, matemáticas y teología, teniendo por discípulos a muchos sabios del Jurasán. Poco antes de su muerte se trasladó a lsfara’in, a causa de las revueltas de los Turkomanos. Al-Yuwaini murió el año 478/ 1085. Es nativo de una villa cercana a Nisapur, donde, a la muerte de su padre y antes de cumplir los veinte años, ejerció la enseñanza. Desde joven se adhirió a la corriente as’ari perseguida entonces por los Selyukíes. Se trasladó a Bagdad y, después, en el año 450/ 1058 al Hiyaz, donde enseñó durante cuatro años en las dos ciudades santas de la Mekka y Medina. Entre sus discípulos se cuenta el famoso Algacel.
Lea un extracto del libro aquí

5 Responses to Un genio al descubierto: los secretos de El Escorial

  1. Gracias por la lectura, comprare alguno para Reyes

  2. Genial gcs amigos

  3. Soy leones y no conocia a luciano rubio ni jamas lo habiamos estudiado. Cochambre de sistema educativo. He comprado todos los libros. Interesantisimos. Fundamental k sean tan baratos. Gracias espia.

    • Soy de Valladolid y estudie en la Universidad de Alicante filología, allí tampoco se estudiaba a este autor, leyéndolo ya sabe una por qué

  4. Lola Marqueses profesora Responder

    León el Africano es un personaje queme interesa mucho ¿donde puede comprar ese libro? No figura en la lista. El resto estupendos, ya me los he bajado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.