Ramiro Cid: confesiones del constructor de la Púnica

El juez pregunta sobre Merino (Grupo DICO) y él responde con "El Corte Inglés"

Ramiro Cid Sicluna se extiende sobre el yate de Villar Mir

Ramiro Cid Sicluna se extiende ante el juez sobre el yate de Villar Mir

El barco de Villar Mir era “el más grande de España” y su yerno, Javier López Madrid, siempre le acompañaba. “Los políticos van a recaudar dinero”, dice Ramiro Cid Sicluna sobre el trato con ellos. David Merino, el ejecutivo de la constructora DICO que lo “cantó” todo y luego se desdijo, “era drogadicto y esquizofrénico” y sus revelaciones solo las publicó “Interviú”, una revista a la que denigra. Todas estas afirmaciones, junto con una clase magistral de suelo, urbanismo y construcción para lidiar en los ayuntamientos es lo que Ramiro Cid Sicluna, “el constructor de la Púnica”, confiesa ante los interrogatorios del juez Eloy Velasco y de la Fiscalía. Sus palabras no tienen desperdicio porque, lejos de arrepentirse como su compañero de faenas, David Marjaliza, el constructor Ramiro Cid desprende un desparpajo y autosatisfacción que sorprende a la Corte judicial.

El yate de Villar Mir

El yate de Villar Mir

El periodista Jorge Rodríguez señala que “una de las empresas de Ramiro Cid, Obras y Vías, ha sido registrada. Su nombre ya fue relacionado con Granados cuando este quiso comprar un chalé edificado por Cid, tasado en dos millones de euros. La compra del chalé se frustró al correrse la voz de que el comprador iba a ser Granados. “Dos empresas de Cid tienen mucho que ver con las viviendas del exconsejero de Presidencia de Esperanza Aguirre: una la construyó (Obras y Vías) y otra (Nuevo Parque de Valdemoro) se la vendió en 1998.

David Merino (Grupo DICO)

David Merino (Grupo DICO)

Una filial de dicho grupo, según el PSOE, recibió una adjudicación en 2002 -a través de la empresa municipal de Valdemoro Gesvival, en la que figuraba como consejero el hermano de la esposa de Granados– para realizar vivienda pública, tanto en propiedad como en alquiler. La Guardia Civil pone todo en relación y establece esta forma de actuar. Granados era quien tenía los contactos: como consejero y dirigente del PP de Madrid conocía a los alcaldes, tenía contactos con empresas, visitaba ayuntamientos (incluidos los de la oposición). Marjaliza era una especie de negociador, según fuentes del caso. Su visita venía después. Cid era el hombre de Valdemoro”.

Javier López Madrid y la Dra Pinto, que le denunció por acoso y quedó impune

Javier López Madrid y la Dra Pinto, que le denunció por acoso y quedó impune

Según el diario Abc, que consultó datos de distintos registros mercantiles, Cid Sicluna ha acumulado un ingente patrimonio en decenas de empresas, entre ellas dos sicav, sociedades colectivas de inversión de capital variable criticadas por su baja tributación: solo pagan en impuestos el 1 por ciento del beneficio. La más importante es Apousa Sicav S. A., constituida en mayo de 2006. Ramiro Cid Sicluna la dotó de un capital de diez millones de euros, según refleja el acta notarial de constitución. El 95 por ciento de las acciones las puso a nombre de su sociedad cabecera. Obras y Vías S. A., investigada en la operación Púnica, y el 5 por ciento restante fue a parar a otra de sus empresas, Inpousa S. A. En el acto de constitución también comparecieron sus hermanos y socios Daniel y Luis Cid Sicluna.

Victoria Cristóbal y Granados

Victoria Cristóbal y Granados

Y “Estrella Digital” apostilla: “Suyas eran tres de las últimas viviendas que ha comprado Granados en Valdemoro. También vendió una casa a Victoria Cristóbal, exasesora de Granados y acusada de encargar los informes de espionaje a Método 3 contra Ignacio González. Por estar ligado a Granados, el constructor Cid Sicluna llegó a pagar los 5.000 litros de aceite que regaló el político en su última campaña para alcalde. Unos palés que distribuyó un transportista local, “El Pollito de Valdemoro”.”

Granados e Ignacio González: un caso de espionaje "enterrado"

Granados e Ignacio González: un caso de espionaje “enterrado”

Por último recuerda que “Victoria Cristóbal es propietaria de un piso en la calle Argensola (a pocos pasos de la sede del PP en Génova, 13), que le fue vendido por Ramiro Cid de Sicluna. Victoria Cristóbal no pasaría a la historia de la política por su actividad política. En torno a los 40 años, llegó a su tope como directora de la Agencia Madrileña para la Emigración en los años de esplendor de Francisco Granados. Sin embargo, un detective de la agencia Método 3 la sacó de su apacible y discreta carrera política. Según este empleado de la agencia que espió a políticos, fue Victoria Cristóbal quien encargó a Método 3 un informe sobre las presuntas actividades irregulares de hoy presidente de los madrileños, Ignacio González. Encarnizado rival de Francisco Granados. El encargo se hizo en una suite del Hotel Intercontinental. Además estaba presente un hombre, aparentemente un constructor, en la negociación, Cristóbal lo ha negado ante el juez, a pesar de las relaciones familiares que la unen con los propietarios de Método 3”.

Programa completo


Audio 1

Audio 2

Audio 3

2 Responses to Ramiro Cid: confesiones del constructor de la Púnica

  1. La agencia esta Método 3 estaba en todos los freagos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.