El Senado entrega sus premios de internet, ajeno al escándalo de su ruinosa web encargada al lobby del ex ministro Pimentel

Si algo tienen nuestros políticos es morro, caradura y desparpajo, cuando no una innata capacidad de disimulo. Tras verse acusado de corrupción en la contrata de su web oficial, que costó medio millón de euros al contribuyente, esta misma institución ha decidido silbar y mirar al cielo. Y para sacudirse el desprestigio, entrega este viernes 17 de mayo sus “premios de internet”.

La web del Senado, una estafa en toda regla que costó medio millón de euros. Se sabe quien la adjudicó pero ningún senador ha pedido una investigación.

La web del Senado, una estafa en toda regla que costó medio millón de euros. Se sabe quien la adjudicó pero ningún senador ha pedido una investigación.

En el Senado, la casta que integra la partitocracia española se muestra en todo su esplendor: ni un solo senador de ningún grupo parlamentario ha pedido una comisión de investigación que averigüe qué políticos y funcionarios decidieron pagar medio millón de euros por una web oficial que un ingeniero clonó con software libre y en código abierto sin gastar ni un solo euro. El monumental escándalo, que denunció unánimemente toda la prensa española, fue saldado por sus señorías haciendo mutis por el foro. Ni siquiera pidieron perdón ni nadie devolvió el dinero. El expediente sigue dormitando en la cámara a la espera de la ley de transparencia de la que disfrutarán nuestros nietos.

Mientras tanto, el Senado entrega sus premios de internet este viernes 17 de mayo ajeno a las denuncias de los informáticos sobre su web: “Quién utiliza Oracle es porque le han engañado”, denunció José Antonio del Moral, fundador de Alianzo, que afirma abiertamente que a las administraciones públicas «siempre se le cobra más», lo que da a entender que el concurso pudo estar “amañado”. Las denuncias de los expertos fueron unánimes: “una burrada”, “ilógico y escandaloso”, “desproporcionado”.

Internet está repleta de protestas informáticas contra el abuso público cometido con la web del Senado. Medio año después de su inauguración, no se han depurado las responsabilidades.

Internet está repleta de protestas informáticas contra el abuso público cometido con la web del Senado. Medio año después de su inauguración, no se han depurado aún las responsabilidades.

VASS, GFI e IBERMATICA fueron las tres empresas que ganaron el concurso e incluso se identificó a quien se lo proporcionó: José Ángel Alonso López, director de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones del Senado y expresidente del  Círculo de Usuarios de Oracle de España (CUORE).

¿Alguien ha pedido su cese o que reponga el dinero? ¿Algún senador, del Gobierno o de la Oposición, de la izquierda o de la derecha, ha solicitado que se aclare esta atrocidad realizada con dinero público? Han pasado seis meses y el Senado, con su alto funcionario al frente, entregará los premios de internet como si nada hubiera ocurrido.

El ex ministro del PP, Manuel Pimentel, preside la asociación de empresas informáticas donde están encuadradas las que ganaron el concurso en la época de Zapatero.

El ex ministro del PP, Manuel Pimentel, preside la asociación de empresas informáticas donde están encuadradas las que ganaron el concurso en la época de Zapatero.

La guinda a este nauseabundo pastel la ha puesto el ex ministro del PP, Manuel Pimentel, que lidera a estas empresas desde su nunca bien pagada presidencia de la Asociación de Empresas de Consultoría (AEC), el lobby más potente del sector. Cuando le preguntaron al ganador del concurso, Carlos Muñoz (GFI) por su figura, respondió: “Me parece perfecto. Era importante tener un presidente independiente de las compañías de la AEC que nos ayude y transmita a la sociedad los valores que proporcionamos a la economía del país, los problemas que tenemos, nuestra capacidad de innovación…”.

El otro ganador, José María Latasa (VASS), señaló: “Lógicamente, el mercado de la consultoría se apoya en la confianza que pueda tener, en este caso la Administración Pública, en un grupo de personas o empresas… Además del vínculo familiar que le une con el que fuera”. La tercera empresa, IBERMATICA, fue acusada de corrupción y posee una amplia red de contratos públicos que se extienden por los Ministerios de Justicia, Sanidad y Vivienda, además de varias Universidades.

One Response to El Senado entrega sus premios de internet, ajeno al escándalo de su ruinosa web encargada al lobby del ex ministro Pimentel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.