Diputados y senadores aprovechan la fiesta de San Isidro para tomarse otra semana de vacaciones

Imagínense un país castigado por la recesión económica y el paro, sin expectativa alguna de creación de empleo, ni de crecimiento económico, donde su clase dirigente aprovechase un día de fiesta entre semana para tomarse un “macropuente” de 11 días, importándole un bledo las críticas o el mal ejemplo dado: ese país se llama España.

El Senado trabaja esta semana a medio gas: sus señorías toman una semana de vacaciones por San Isidro.

El Senado trabaja esta semana a medio gas: sus señorías toman una semana de vacaciones por San Isidro.

Pocos reparan en las agendas laborales del Congreso y del Senado, donde teóricamente trabajan aquellos que han de sacarnos de la crisis con sus ideas, sus directrices, su abnegación, su entusiasmo, su ejemplo… Pero ni uno solo de los 350 diputados y 264 senadores ha protestado por la inactiva ociosidad de esta semana: el pasado jueves 9 de mayo dijeron adiós y hasta el martes 21 de mayo no regresarán. Resulta tan descarado e increíble para la población de un país que trabaja y padece en silencio, que algunos de sus ciudadanos todavía lo creen una invención. Voy a explicarles quien trabaja esta semana en las cámaras y qué oculta la “agenda semanal” de sus señorías.

Este miércoles se festeja el día de San Isidro y es festivo solo en Madrid capital, y aunque Congreso y Senado recogen la representación de las 52 provincias y 17 autonomías, más Ceuta y Melilla, nuestros parlamentarios toman las fiestas madrileñas como propias. No sería nada anormal, (pues los festivos de sus respectivas circunscripciones ellos sí los trabajan en Madrid), si no fuera porque no es un solo día de asueto el que disfrutan sino 11, contando los dos fines de semana que han usado para hacer “macropuente”. Es por ello que San Isidro debería declararse como Día del Político Español, pues no hay trabajador en el mundo que se vea compensado de manera tan generosa por la festividad de un santo patrón local.

A este respecto, la agenda del Congreso esta semana es particularmente reveladora: el lunes visitó la cámara el ministro de Exteriores de Kazajistan, que después acudió al Senado, donde solo fue recibido por el presidente de la Cámara Alta, pues los miembros de la Mesa senatorial se esfumaron. Tampoco es que sus homólogos del Congreso sean especialmente laboriosos: los 9 miembros de la Mesa congresual, los mejor retribuidos de la cámara, normalmente se turnan para gozar de más vacaciones cuando la autoridad oficial que los visita no pertenece a un país que ellos consideran de “primer nivel”. Y esto ocurre también en las comisiones parlamentarias, donde los letrados hacen la “vista gorda” y admiten que los diputados que se ausentan sean sustituidos por otros, incluso a la hora de votar. En las cámaras, si silencias estas pequeñas corrupciones, vives muy bien: la discreción se paga con poco trabajo y mucho sueldo.

Veamos que más hace sus señorías esta semana: el martes sí hubo reunión de la Mesa del Congreso: trabajaron 9 diputados de los 350. Después se reunió la Junta de Portavoces: 7 diputados de 350. Las reuniones duraron una hora escasa. Para recibir al vicepresidente de la Unión Europea vinieron 13 diputados, solo miembros de la mesa y portavoces. Total: 30 diputados, con apenas dos horas de trabajo durante todo el martes 14 de mayo.

El Senado y el Congreso, semivacíos. ¿Cuanto nos cuestan las vacaciones de sus señorías en órganos con funciones tan inútiles e incapaces no ya de sacarnos de la crisis sino de trabajar los mismos días que el resto de los ciudadanos que aún pueden hacerlo?

El Senado y el Congreso, semivacíos. ¿Cuanto nos cuestan las vacaciones de sus señorías en órganos con funciones tan inútiles e incapaces no ya de sacarnos de la crisis sino de trabajar los mismos días que el resto de los ciudadanos que aún pueden hacerlo?

Este miércoles el Congreso y el Senado permanecen cerrados y para el jueves solo se ha convocado la Comisión Mixta de ambas cámaras: 44 diputados y senadores de un total de 614 en nómina. El viernes solo se ha organizado una inocua jornada sobre la reforma de la ley local por parte del Grupo Socialista, a la que apenas asistirán una docena de diputados.

Esta es una rara semana en la que el Senado realiza más actividad que el Congreso, pero no se hagan ilusiones: apenas moviliza al 35% de sus 264 señorías. El lunes una ponencia de la comisión de Economía (6 senadores), el martes Junta de Portavoces (6 senadores), Comisión de Fomento (26 senadores), ponencia de Cooperación (6 senadores), Mesa del Senado (7 senadores), ponencia sobre el uso de internet en menores (6 senadores), comisión de Economía (26 senadores), ponencia sobre exclusión social (6 senadores), Comisión de Asuntos Iberoamericanos (26 senadores) y viaje a la presa de La Almendra (8 senadores). Lo cierto es que para ese viaje no hacían falta llenar tanto las alforjas de órgano tan inútil, fastuoso y derrochón como es el Senado.

Para ver la agenda de esta semana de los diputados pulse aquí.

Para ver la agenda de esta semana de los senadores pulse aquí.

2 Responses to Diputados y senadores aprovechan la fiesta de San Isidro para tomarse otra semana de vacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.